Podemos insta al Gobierno a iniciar el proceso de restauración del cargadero de Dícido

Cargadero de dícido en Mioño
TURISMO DE CANTABRIA
Publicado 03/04/2016 13:09:38CET

Situado en la costa de Mioño, está declarado Bien de Interés Cultural desde 1996

SANTANDER, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Podemos Cantabria quiere que el Gobierno regional inicie un proceso de restauración en el cargadero de Dícido, ubicado en la costa de Mioño y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1996.

Por ello, la formación morada defenderá en el Pleno de este lunes, 4 de abril, una proposición no de ley para instar a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte a que encargue la elaboración de los pliegos técnicos y administrativos para sacar a concurso la redacción del proyecto de consolidación y restauración el cargadero de mineral de Dícido, así como la elaboración de un Plan Director para la rehabilitación del mismo.

Además, solicita que, a través de la Dirección General de Cultura, se constituya una comisión conjunta con la Demarcación de Costas de Cantabria y el Ayuntamiento de Castro Urdiales para el seguimiento y control de cuantas acciones correspondan para culminar la restauración del cargadero de Dícido.

Podemos también quiere que la Consejería que dirige Ramón Ruiz realice las gestiones necesarias ante el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y ante el Instituto de Patrimonio Cultural con el fin de que la restauración del cargadero esté contemplado entre las actuaciones prioritarias de dichas instituciones.

El cargadero de mineral de Dícido fue construido en 1937 por Altos Hornos de Vizcaya, en sustitución del cargadero construido en 1895 y que fue volado durante la Guerra Civil.

En el año 1994 se tramita por el Ayuntamiento de Castro Urdiales a la Consejería de Cultura la incoación del expediente de declaración BIC, y el 9 de abril de 1996 es declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento por el Gobierno de Cantabria.

El cargadero también se incluye en la en la ficha B-11 del Catálogo de Protección del Patrimonio Arqueológico y Arquitectónico del Plan General de Ordenación del municipio de Castro Urdiales, aprobado por la CROTU en diciembre de 1996.

El cargadero de minera l de Dícido es el último de tipología de cantiléver de los que existían en la costa cantábrica. Es el único cargadero que conserva su estructura en hierro en todo su esplendor y por ello ha sido denominado como "el último cantiléver".

Su importancia radica en las cualidades constructivas, y en el sistema de anclaje y sujeción sobre el acantilado costero. Es el emblema del conjunto de los vestigios de la minería de Castro Urdiales, testimonio de las singulares infraestructuras de transporte y carga de mineral de las minería de los siglos XIX y XX de Cantabria y Vizcaya.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies