Publicados dos artículos científicos sobre la producción de cebones de la raza tudanca

Vacas tudancas
CIFA
Actualizado 10/08/2016 17:45:12 CET

SANTANDER, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

La doctora Emma Serrano, investigadora del área de Calidad de los Alimentos de Origen Animal del Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA) del Gobierno de Cantabria, en colaboración con María José Humada y Beatriz Castrillo, ha publicado dos artículos científicos sobre producción en pastoreo de cebones (machos castrados menores de 48 meses) de raza tudanca.

El primero de los artículos ha sido publicado en la revista Eurocarne y lleva por título 'Producción de cebones de raza Tudanca en pastoreo: efecto de la castración sobre la calidad de la canal y de la carne'. El segundo, publicado en la revista Archivos de Zootecnia, lleva por título 'Utilidad de la castración para mejorar el engrasamiento de la canal y la calidad de la carne de añojos de raza tudanca acabados en pastoreo'.

Los bajos rendimientos cárnicos de la raza tudanca, unido a su elevada capacidad para la deposición de grasa, podrían desaconsejar el acabado en sistemas intensivos (ejemplo: aporte de pienso y paja a libre disposición) aconsejando, por el contrario, el acabado en pastoreo con aportes bajos de concentrado (sistema semi-extensivo).

El objetivo de estos trabajos ha consistido en estudiar los efectos de la castración a los 10 meses, de añojos y cebones (de 18 meses de edad) de raza tudanca acabados en pastoreo, y ello en relación a parámetros productivos, a la calidad de la canal y de la carne.

Según explica el CIFA en un boletin consultado por Europa Press, los resultados del estudio indican que la castración "resulta una práctica interesante en el acabado de animales de raza tudanca en sistemas de pastoreo con bajo uso de concentrados, al producir efectos positivos en el contenido en grasa y el color de la carne".

También mejora la terneza, acortando el tiempo de maduración necesario para alcanzar valores bajos de resistencia al corte. Sin embargo, en las condiciones estudiadas, la castración no permite mejorar la nota de clasificación por engrasamiento de las canales.

Teniendo en cuenta el coste de la castración y el efecto negativo de esta práctica sobre el ritmo de crecimiento de los animales, lo que se traduce en una merma de peso de la parte más valiosa de la canal (el chuletero), la adopción o no de esta práctica dependerá de la posibilidad de obtener un diferencial de precio positivo por kilo de canal, atendiendo a las diferencias de calidad de la carne, concluye el estudio.