Septiembre ha sido un mes frío o muy frío y seco

 

Septiembre ha sido un mes frío o muy frío y seco

Extormenta tropical Henri
EUMESAT
Actualizado 06/10/2015 15:02:46 CET

SANTANDER, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Septiembre ha registrado temperaturas frías o muy frías en Cantabria para esta época del año, situándose entre 1 y 2 grados centígrados por debajo de lo valores normales de este mes, según el Avance del Boletín Climatológico Mensual de la Delegación Territorial en Cantabria de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En el mismo se señala que la precipitación caída el pasado mes ha estado por debajo de los valores normales, con excepción de Liébana, sur de Campoo, y el litoral oriental, donde se han recogido las cantidades esperadas en septiembre.

Así, el mes empezó con los mismos rasgos que los últimos días de agosto, fresco y lluvioso, y terminó con la escasez de precipitaciones que ha sido la característica dominante del año hidrológico desde el pasado mes de abril.

La primera decena del mes la temperatura aumentó progresivamente, hasta el valor propio de esta época del año, y la lluvia cayó relativamente abundante y con intensidad los primeros días. En la segunda decena se registró otro episodio breve de lluvias de poca entidad.

En este caso estuvo asociado con el paso de una borrasca de rápido desarrollo --la ciclogénesis explosiva Henry-- que hizo descender la presión 20 milibares en 24 horas en el observatorio de Santander, el décimo descenso más acusado desde 1997. El fuerte descenso de presión trajo aparejado un temporal de viento de notable intensidad que tuvo consecuencias en toda la Comunidad: en la bahía de Santander varias embarcaciones tuvieron que ser asistidas y se produjeron caídas de árboles en distintas zonas de la región que llegaron a afectar al tráfico ferroviario. El viento sur hizo subir las temperaturas por encima de 25 grados en muchas comarcas.

Durante la última decena del mes la precipitación también resultó escasa y las temperaturas se mantuvieron por debajo de lo normal. Al finalizar el mes se alcanzaron las mínimas más bajas y llegaron las primeras heladas a las zonas altas del interior.

Por lo que se refiere a los valores extremos, la temperatura máxima más alta fueron los 28,9 grados centígrados que se alcanzaron el 16 de septiembre en el aeropuerto de Parayas; mientras la mínima más baja corresponde a los -1,8 grados el día 8 en Nestares.

La máxima precipitación recogida en 24 horas fueron 42,6 litros por metro cuadrado el día 2 en el faro de San Vicente; y la racha máxima de viento, 140 kilómetros por hora el día 16 en Tresviso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies