Las temperaturas subirán gradualmente los próximos días y llegará "probablemente" la primer ola de calor del verano

Playa de San Lorenzo, Gijón, turismo, verano
DAMIÁN ARIENZA
Publicado 24/06/2015 16:05:04CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las temperaturas subirán gradualmente en el conjunto de la Península y Baleares desde este miércoles hasta, "al menos", el domingo y llegarán a valores de hasta 40 grados centígrados en algunos puntos del país, de modo que "seguramente se convertirá en la primer ola de calor del verano".

Así lo ha explicado a Europa Press el jefe de predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ángel Alcázar, que ha señala que esta situación se deben a una "gran zona de aire estable" que afecta al suroeste de Europa y norte de África y que junto a la insolación y con la ausencia de viento que lo alivie, provocará un ascenso de las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas.

Alcázar ha indicado que esta situación comenzará este miércoles por Levante, tras las tormentas que este martes refrescaron las temperaturas y dejaron abundante precipitación, se generalizará este jueves y se prolongará, al menos hasta el domingo. Sin embargo, donde más se notará el ascenso de los termómetros será en el norte, donde estaban más frescas.

Por ejemplo, ha apuntado que este martes en Santander hubo menos de 20 grados centígrados, que el miércoles llegarán a 23 grados centígrados y este jueves a 25 grados centígrados (ºC). También en Zamora, donde este martes bajaron de los 28ºC a las 20.00 horas hasta los 18,7ºC a las 22.00 horas, "casi 10 grados en dos horas", este miércoles recuperarán los 26ºC, el jueves 28ºC, el viernes 30ºC llegarán a 35ºC el domingo.

"No se tratará de una subida muy brusca, sino continuada", ha valorado Alcázar que ha pronosticado que el viernes llegarán a 35ºC en casi toda la mitad sur, Cataluña y valle del Ebro y zonas de Baleares.

Mientras, en zonas del interior de los valles del sur alcanzarán 38ºC y se superarán los 40ºC en zonas de los valles de Tajo, Guadiana, Guadalquivir y el Ebro y también en el sureste peninsular. Por su parte, en la mitad norte el mercurio se elevará hasta los 35ºC en la cuenca del Duero, donde en algunos puntos subirán hasta 38ºC. En el extremo norte "están funcionando las brisas" y, por tanto, oscilarán entre 20 y 25ºC.

A lo largo de estos días se prevén cielos despejados en casi todo el país todo el tiempo, aunque podría haber "algunas nubes" en el norte de Galicia y Cantábrico y el sábado y domingo, solo en el extremo norte. En Canarias, que quedará "al margen" de esta situación, se prevé su tiempo habitual con vientos alisios.

Las elevadas temperaturas llegarán hasta el lunes, cuando parece que la situación comenzará a aliviarse, primero por el noroeste, luego por la meseta norte y el Cantábrico, mientras el valle del Guadalquivir y el del Ebro "se resistirán" hasta un día más tarde.

"Si se confirma la persistencia llegaríamos a entrar en la definición de ola de calor por temperaturas altas que podrían llegara a superar los umbrales de riesgo importante (aviso naranja)", ha concluido Alcázar, que ha añadido que las temperaturas nocturnas se quedarán entre 20 y 25 grados centígrados el sábado y el domingo en gran parte del interior peninsular, una situación que se conoce como "noches tropicales".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies