UIMP.- Mireia Belmonte: "En Río voy a ir a por todo"

Publicado 25/06/2015 12:36:02CET

SANTANDER, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La doble subcampeona olímpica de natación Mireia Belmonte afronta el próximo Campeonato del Mundo de Kazán como un importante test para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, donde va a ir "a por todo", y se declaró satisfecha por haber alargado el binomio con su entrenador, Fred Vergnoux, durante este ciclo a pesar de los problemas que surgieron tras Londres 2012.

"En el Mundial hay mucha gente que no puedes controlar, niñas que salen de la nada. Quiero hacer un Mundial bueno y saber dónde estoy antes de los Juegos. En Río voy a ver las pruebas que nado y, en teoría, voy a ir a por todo", dijo en el curso 'El éxito del deporte español y la generación de recursos: la gestión inteligente', organizado por el CSD dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en el Palacio de la Magdalena de Santander.

Mireia Belmonte y su técnico, el francés Fred Vergnoux, explicaron esa "cara oculta de la Luna" del éxito deportivo, como indicó la Directora General de Deportes del CSD, Ana Muñoz Merino, en la inauguración del curso en la UIMP junto al recién nombrado concejal de Deportes de Santander, Juan Domínguez.

"En la cámara de salida se puede ganar o perder. Yo lo que hago es ocupar el espacio de mi rival más directa", desveló la mejor nadadora nacional de todos los tiempos, que se entrena a diario de 6.30 hasta las 19.30 horas, en 'seco' y en el agua, en jornadas de doble sesión, de lunes a sábado y que completó 4.354,1 kilómetros el año anterior a las dos platas en Londres 2012.

La de Badalona se entrena cuatro veces al año en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sierra Nevada, a 2.320 metros, y duerme en una tienda de hipoxia para generar aún más glóbulos rojos en su sangre. "La tienda de Sierra Nevada es más pequeña que la que tengo en el CAR de San Cugat, que es de 2x2 metros. Se sueña mucho más y son muy intensos. La sensación es que te levantas agotada por lo que has soñado. Son más pesadillas que cosas agradables", explicó.

Además, para ella es "muy importante" estar preparada para lo que suceda en la competición y el aspecto mental. "Si el agua está fría tengo que tener mucha calma y la mente fría. Puedes hacer tres cosas: quejarte, pensar que está fría también para el resto o disfrutar", señaló Belmonte, que el pasado sábado 20 de junio nadó los 10 kilómetros del Campeonato de España, finalizando sexta.

"Con Fred he sabido salir de mi zona de confort, sabes dónde están tus límites y hasta donde puedes llegar. Creía que no podía nadar 10 kilómetros. Sufrí y lo pase mal, pero ahora sé que lo puedo hacer. Y cuando hago 400 no me puedo quejar porque puedo nadar 10 kilómetros. Esas son cosas que te sirven para subir la autoconfianza y enfrentarte a tus rivales", aseguró.

"FRED ES EL LOTE COMPLETO"

Mireia Belmonte bromeó con que "hay días" que piensa cambiar de entrenador, aunque sí admitió que después de los Juegos de Londres "hubo problemas". "Pero luchamos y decidimos alargar ese binomio hasta el ciclo de 2016 y se ha demostrado que fue una decisión acertada. Es un entrenador fantástico, es psicólogo, taxista, ... el lote completo", señaló.

En la competición, la subcampeona olímpica tratar de afrontar los retos poco a poco. "Voy día a día. Cada día es un reto nuevo. Porque si te va mal lo arrastras el resto del campeonato y si te va bien, te paras porque has ganado medalla", argumentó la deportista de la UCAM.