UNICEF sitúa a España como el sexto país de la OCDE con más desigualdad infantil en materia económica

Nota Y Foto Presentación Informe UNICEF
EUROPA PRESS/PARLAMENTO-CANTABRIA
Publicado 27/04/2016 14:26:51CET

SANTANDER, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

UNICEF Comité Cantabria ha presentado en el Parlamento regional el último informe de su Centro de Investigaciones "Equidad para los niños", en el que España se sitúa como el sexto país con más desigualdad infantil en materia económica de la OCDE y el cuarto de la Unión Europea, tan solo por delante de Rumanía, Bulgaria y Grecia.

La presentación se enmarcó en el lanzamiento internacional del informe sobre el bienestar de los niños en los países desarrollados.
Se trata de un análisis comparado que muestra la desigualdad infantil de 41 países de la OCDE con tablas clasificatorias que analizan diferentes items como los ingresos, la educación, la salud o el bienestar subjetivo.

Los datos indican que en materia de desigualdad general de la infancia, España se encuentra a la cola de los países más desarrollados, posicionándose entre los 10 y 12 primeros puestos si se tienen en cuenta las variables de salud y educación, respectivamente, pero alcanzando peores datos si se toma en cuenta exclusivamente el nivel de ingresos, donde ocupa el sexto peor puesto, y queda en cuarta posición si el ranking se limita a los países de la Unión Europea, tan solo por delante de Rumanía, Bulgaria y Grecia.

En términos de satisfacción vital de los niños, la desigualdad ha crecido en los últimos años afectando especialmente a dos colectivos: las niñas y el colectivo infantil de migrantes.

Con este informe, se pretende trasladar a la sociedad cántabra la información sobre la situación que viven millones de niños en todo el mundo, también en España, y poner de manifiesto el incremento del porcentaje de población que se está quedando al margen del bienestar, la seguridad y las oportunidades de que disfruta el resto de la sociedad.

"DRAMÁTICA SITUACIÓN"

Tras recordar a los niños que "están a la puerta de Europa en condiciones vergonzosas", la presidenta del Legislativo regional, Dolores Gorostiaga, ha lamentado que "Cantabria no es ajena a la dramática situación que describe el informe" puesto que según datos del Instituto Cántabro de Servicios Sociales, de las 160.000 personas en riesgo de exclusión que viven en la región, 120.000 se encuentran ya por debajo del umbral de la pobreza y uno de cada tres niños mal vive de este modo.

Por ello, "es necesario poner punto y final a esta situación y reducir la brecha que separa a unos niños de otros y el mejor lugar para hacerlo es el Parlamento", aseguró.

"Nos corresponde hacer cuanto esté en nuestras manos para que la situación de injusticia que soportan tantos niños termine cuanto antes. No podemos tolerar que la desigualdad que existe en la actualidad siga imponiendo una desventaja para los niños de familias con menos recursos en aspectos como la educación, la salud o la vivienda que les condenará a un futuro precario", concluyó Gorostiaga.

Para Carmelo Angulo, presidente de UNICEF Comité Español, "no hay ninguna posibilidad de cumplir los derechos de los niños si no hay un esfuerzo decidido de los gobiernos para reducir esta brecha de desigualdad", y que "este compromiso debe ser una pieza clave en todas las políticas relacionadas con los niños y su bienestar económico, social y emocional".

Por su parte, Esperanza Botella Pombo, presidenta de UNICEF Comité Cantabria, reconoció el avance que ha supuesto para Cantabria la firma del Pacto Autonómico por la Infancia, en noviembre de 2010, como "un hito en el compromiso con la infancia en las políticas públicas" de la comunidad autónoma.

E insistió en que para poder seguir avanzando "es urgente alcanzar un Pacto de Estado por la Infancia, con acuerdos concretos que logren blindar unos compromisos básicos en aspectos cruciales" como la educación y la lucha contra la pobreza y la exclusión social de nuestra infancia.

Para ello "es necesario planificar y destinar los recursos necesarios, invertir en la infancia para garantizar su bienestar y la igualdad de oportunidades, y para construir la sociedad del futuro", ha dicho.