María Argüeso y Matías Llona, premios extraordinarios de Enseñanzas Profesionales de Música de Cantabria

Mañanes entrega los premios
GOBIERNO
Publicado 21/01/2018 10:44:37CET

SANTANDER, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

María Argüeso, alumna del Conservatorio de Torrelavega, y Matías Llona, del Jesús de Monasterio de Santander, han resultado ganadores de los primeros premios extraordinarios de Enseñanzas Profesionales de Música de Cantabria.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes, ha hecho entrega de estos Premios Extraordinarios de las Enseñanzas Profesionales de Música, que por primera vez se conceden en nuestra Comunidad Autónoma.

El acto, que ha tenido lugar en la casa natal de Jesús de Monasterio, en Casar de Periedo, ha contado también con la presencia de la directora general de Innovacion y Centros Educativos, Isabel Fernández, junto a un nutrido grupo de directores y profesores de conservatorios, familiares y amigos de los premiados.

Con estos galardones se pretende reconocer y premiar a los alumnos con una trayectoria académica destacada. Los premiados cuentan con una nota media superior a 8,5 puntos.

En esta ocasión han obtenido el reconocimiento María Argüeso, alumna del conservatorio de Torrelavega, en la especialidad de piano, y Matías Llona, alumno del Conservatorio Jesús de Monasterio de Santander, en la especialidad de violín.

Los galardones persiguen distinguir así públicamente el esfuerzo y la dedicación de estos jóvenes que han seguido estos estudios con resultados excelentes, a la vez que se pone de manifiesto el buen trabajo que se realiza en los Conservatorios Profesionales de Música.

Además de suponer un reconocimiento de sus méritos académicos, estas distinciones facultan para la participación en la convocatoria de los Premios Nacionales al rendimiento académico de enseñanzas artísticas profesionales de Música.

Mañanes ha manifestado que las enseñanzas profesionales de música proporcionan una sólida formación, "no sólo en aquellos aspectos puramente prácticos del dominio de las distintas técnicas, sino también en otros ámbitos inherentes al hecho musical en sus facetas históricas, culturales, estéticas y psicológicas, con lo que se favorece de este modo el carácter humanista que exige la educación integral de este alumnado".

Asimismo, ha puesto de relieve que esta ocasión, y su celebración en Casar de Periedo, constituye una oportunidad de rendir homenaje al músico, Jesús de Monasterio, con la celebración de esta iniciativa en su casa natal, que alberga el museo de la Música.

Esta casona solariega de Casar fue residencia de Jesús de Monasterio entre los años 1869 y 1903. Su habilitación permite disfrutar del mismo, no sólo como museo, sino como centro de referencia a nivel regional, donde puede acudir toda la gente vinculada a carreras musicales que necesite un espacio donde ensayar.

Tras la entrega de los diplomas los alumnos premiados han ofrecido un concierto. El repertorio interpretado en esta ocasión ha sido, por parte de María Argüeso, a Sonata K 311 en Re Menor de W. A. Mozart y el 1º y 2º Movimiento del Preludio op. 23, nº 4 de Rachmaninov.

Por su parte, Matía Llona Guajardo ha interpretado Chacona en sol menor de T. Vitali; el concierto op.22 n°2 de H.Wieniawsk, así como el Preludio y Alegro de F.Kreisler, para finalizar con la Meditación de Thais de J.Massenet.

En el acto también han estado presentes la directora de Innovación y Centros Educativos, Isabel Fernández; y el alcalde de Cabezón de la Sal, Víctor Reinoso. La entrega de los premios se ha completado con un pequeño homenaje a padres y profesores de los Conservatorios.

ofrecido por
Cantabria cultura y deporte