Las obras de la carretera entre Ruerrero y el límite con Burgos avanzan "a buen ritmo"

Actualizado 28/04/2011 16:57:54 CET

SANTANDER, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las obras de acondicionamiento y mejora del trazado de la carretera CA-275, Ruerrero-límite con la provincia de Burgos, ya han comenzado y avanzan "a buen ritmo", tal y como ha podido constatar el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, en la visita de obra que ha realizado a la ejecución de este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros.

Durante la visita, Mazón ha estado acompañado por el alcalde de Valderredible, Fernando Fernández, y por el director general de Carreteras, Vías y Obras, Manuel del Jesus, junto con técnicos de la Consejería y responsables de la empresa constructora.

Los trabajos que se están ejecutando en los 8 kilómetros de la carretera autonómica secundaria CA-275, de Ruerrero a Orbaneja del Castillo (Burgos), en el tramo de Ruerrero-límite de provincia de Burgos, tienen como finalidad el ensanche de la plataforma, junto con las necesarias actuaciones de movimiento de tierras, mejora de los drenajes, renovación de las capas de firmes y de la señalización horizontal, junto con la actualización del balizamiento, y las defensas para la protección de ciclistas y motoristas.

El proyecto incluye la ampliación de la plataforma, de un modo continuo y homogéneo, hasta conseguir una anchura de calzada de 6,5 metros, entre Ruerrero y San Miguel de Elines, y de 5,5 metros entre San Miguel de Elines y el límite con la provincia de Burgos.

De forma complementaria, se está procediendo a la mejora de las características geométricas del trazado, tanto en alzado como en planta; la sustitución de los elementos de drenaje existente y la creación de otros nuevos, longitudinales y transversales; la extensión de un nuevo paquete de firme, formado por 25 centímetros de zahorra artificial y dos capas de mezclas asfálticas en caliente de 7 centímetros en base y 5 centímetros de capa de rodadura; la implantación de una nueva señalización horizontal, vertical, balizamiento y elementos de contención de vehículos; la ampliación de tres pontones, y diversas actuaciones de recuperación e integración paisajísticas.

La ejecución de las obras cuenta con el preceptivo seguimiento arqueológico y ambiental, en consonancia con el entorno donde se ejecutan, al estar situadas en la margen izquierda del río Ebro y en los alrededores de diversas ermitas rupestres de gran valor arqueológico, como Cadalso.