Las conserveras usan Internet más que otras empresas para realizar compras y vender sus productos

Actualizado 22/01/2007 10:37:22 CET

SANTANDER, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las empresas del sector conservero y de transformación de productos del mar acuden a Internet en mayor medida que el resto de empresas españolas para realizar compras o para vender sus productos, según se constata en un diagnóstico del sector realizado por el Observatorio de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información de red.es.

De acuerdo con los resultados de dicho estudio, el 27,5% de las empresas del sector conservero compran a través de la red, una cifra que se sitúa diez puntos por encima de la media de las empresas españolas estimada por el Instituto Nacional de Estadística en su última encuesta sobre uso de las TIC y el comercio electrónico en la empresa.

En lo que respecta a las ventas por este mismo cauce, el 12% de las conserveras dice utilizar este canal de venta, frente a una media del 9% para el conjunto de las empresas del país.

Las empresas conserveras reconocen la importancia del comercio electrónico para expandir sus mercados. Así, entre las razones que señalan para optar por este sistema de venta es su capacidad para captar nuevos clientes. El 13,2% de las encuestadas señala esta ventaja.

Además, el 11,3% destaca que el comercio electrónico permite expandir mercado y el 10,4% indica que permite estar a la altura de la competencia.

Otras de las ventajas que las conserveras ven en esta herramienta son la mejora de su imagen, la aceleración y mejora del uso de los recursos o la mejora de la calidad de los servicios. En menor medida resaltan también la posibilidad de ofrecer nuevos productos y servicios personalizados y de reducir costes.

Mientras tanto, la principal razón que aducen aquellas empresas del sector que aún no han implantado el comercio electrónico es sencillamente que no se lo han planteado (opción que apuntan el 9,4% de las encuestadas), seguida de sus dudas sobre la seguridad en el pago de las compras y de la percepción de que no necesitan un nuevo canal de ventas.

También aluden las empresas a una falta de receptividad por parte de los clientes, incertidumbre legal, posibles problemas con las entregas o dificultades para asumir los costes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies