El 112 niega reducciones de personal y atribuye críticas de CCOO y UGT a demandas salariales "injustificadas"

Publicado 09/04/2018 20:07:54CET

El gerente llama a la responsabilidad de ambos sindicatos y pide que retomen las negociaciones

SANTANDER, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El gerente del Servicio de Emergencias 112, Fidel Cueto, ha señalado que la seguridad en la actuación de los bomberos autonómicos está garantizada y ha negado de nuevo problemas operativos en las intervenciones o cualquier tipo de reducción de personal en la plantilla, tal y como han afirmado hoy los sindicatos UGT y CC.OO.

Según Cueto, esas declaraciones se deben "exclusivamente a desacuerdos en materia retributiva" con la gerencia, demandas que son "injustificadas" -asegura- por la limitación de la normativa vigente, y ha reprochado a ambos sindicatos que incurran en "críticas continuadas" y "mentiras" que pueden transmitir "una sensación equivocada de inseguridad".

El gerente del 112 considera que "no todo vale" para conseguir unos aumentos salariales, que siendo "siempre legítimos", al mismo tiempo, están limitados actualmente por la normativa y deben estar parejos y justificados a cambios organizativos y a una mejora del servicio.

Por eso, ha hecho un "llamamiento a la responsabilidad" y ha pedido a CC.OO. y UGT que retomen las negociaciones para cerrar un acuerdo que puede suponer relevantes mejoras salariales para los bomberos, hasta alcanzar casi los 5.000 euros anuales, y un importante aumento de la plantilla mediante la convocatoria de 30 plazas de cabo en el servicio, explica el Gobierno regional en un comunicado de prensa.

Respecto a las intervenciones en los últimos días, el gerente del Servicio de Emergencias 112 ha negado cualquier tipo de reducción del personal y ha señalado que los operativos que han realizado las mismas han funcionado "correctamente" y "con las mismas garantías que en otras ocasiones".

De hecho, el gerente del 112 ha respondido que en la intervención de Los Corrales de Buelna, denunciada por los sindicatos, no fue necesaria la utilización de un camión de rescate en altura debido a que era un fuego "muy localizado" en el salón de una vivienda.

Sobre el incendio en la chimenea de la casa rural de Vargas, que ambos sindicatos también consideran que "ha puesto en peligro" el operativo, explica que el fuego fue apagado por el propio propietario del negocio y los bomberos autonómicos se limitaron a su llegada a revisar los daños materiales, sin que fuera necesaria la intervención del parque municipal de Torrelavega, que también se movilizó en un primer momento.

Por ello, ha solicitado a los sindicatos UGT y CCOO "mayor responsabilidad y que dejen de dañar la buena imagen, el buen hacer y profesionalidad de los bomberos autonómicos".

Por último, subraya que el Gobierno de Cantabria "continúa abierto a las negociaciones con el fin de alcanzar un acuerdo que mejore las condiciones laborales de los bomberos y del resto del personal del Servicio 112, que se vio afectado de forma importante con los recortes efectuados por el PP en la anterior legislatura".