14 meses de cárcel y multa de 1.600 ? para el propietario de un vivero de marihuana con más de 200 plantas

 

14 meses de cárcel y multa de 1.600 ? para el propietario de un vivero de marihuana con más de 200 plantas

Actualizado 14/12/2011 13:27:17 CET

Alquiló un local comercial de Santander y lo acondicionó forrando sus paredes e instalando un tubo extractor de grandes dimensiones

SANTANDER, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial ha condenado a 14 meses de cárcel y multa de 1.600 euros, por un delito contra la salud pública, a un hombre que alquiló un local comercial de Santander a nombre de su padre y lo convirtió en un 'vivero' de plantas de marihuana para su posterior venta. La policía encontró en este local sito en la calle Santa María de la Cabeza, 201 plantas de cannabis sativa y todo tipo de útiles para su cultivo y secado.

La Sección Tercera de la Audiencia confirma de esta forma la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 4 de Santander y desestima el recurso de apelación interpuesto por el acusado, quien alegó que el registro se practicó sin autorización judicial; que la cantidad de la planta intervenida "no excede de la que sería propia de un autoconsumo"; y que "no hay base que permita entender" que la plantación de marihuana está orientada al tráfico.

Sin embargo, se considera probado que el recurrente acondicionó el local forrando sus paredes e instalando un tubo extractor de grandes dimensiones, así como todo tipo de útiles de cultivo y secado de la marihuana para su transmisión a terceros.

En el registro del local, efectuado en agosto de 2009, la Policía Nacional incautó un filtro extractor antiolores, otro filtro extractor pequeño, cinco lámparas de calor, varias lámparas leds de crecimiento y floración, un higrómetro, varios ventialdores eléctricos y bombas de aire, un mecanismo de riego, un filtro para agua, un deshumificador, un aparato de aire acondicionado, un ionizador de aire, varias bombas de dioxido de carbolo, una plancha de aislante térmico, sistemas de riego y tubos para cultivo, termómetro, depósitos para cultivo, temporizadores, etc.

Junto a todo ello también había numerosos productos para el tratamiento y crecimiento del cultivo, así como un secadero colgante de cuatro alturas con varias plantas de marihuana, varios armarios plastificados y un total de 201 plantas de cannavis sativa dispuestas en distintos recipientes y semilleros con un peso neto, una vez seca y tras eliminar los tallos y raíces, de 112 gramos, y un total de 220 gramos de marihuana.

El valor de la droga incautada se ha estimado en 1.182 euros, a razón de 3,56 euros el precio del gramo. Asimismo, en el cacheo al acusado los agentes le encontraron 504 euros que se estiman procedentes de la venta de drogas.

En su sentencia, la Audiencia declara la plena validez del registro, ya que la entrada en un local comercial no requiere las mismas formalidades procesales que se imponen en los registros domiciliarios.

"VOCACIÓN EVIDENTE DE TRÁFICO"

También comparte la conclusión de la juez de primera instancia, al considerar que el recurrente se dedicaba al cultivo de plantas de marihuana "con vocación evidente de tráfico", a la vista del número de plantas cultivadas, el "despliegue de medios tecnológicos", los costes económicos de los mismos y el "secretismo" en que lo ha mantenido, ya que tanto su novia como su amigo de la infancia negaron en el juicio que supieran de la existencia de tal plantación.

Además, recuerda que la plantación hallada en el local revestía considerables proporciones y destaca que la cantidad de droga preparada ya para su consumo superaba ya por sí las cuantías que la jurisprudencia entiende dentro de los parámetros del autoconsumo (50 gramos).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies