19 muertes en 2017 en las carreteras cántabras, dos más que el año anterior

Reunión de la Comisión Autonómica del Consejo de Tráfico y Seguridad Vial
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN CANTABRIA
Actualizado 01/03/2018 17:10:05 CET

Trece fallecieron en vías interurbanas (+44%) y seis en urbanas (-25%)

SANTANDER, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de 19 personas fallecieron en las carreteras cántabras en 2017, dos más que en 2016, lo que supone un incremento de casi el 11,8 por ciento. El 68,4% de las muertes se produjo en las vías interurbanas, donde perecieron 13 personas, cuatro más que el año anterior.

Mientras que en las interurbanas las muertes se incrementaron un 44,4% respecto a 2016 --año en el que se alcanzó el mínimo histórico de fallecidos en este tipo de vías--, los fallecimientos en carreteras urbanas descendieron un 25% al pasar de los 8 registrados en ese ejercicio a los 6 de 2017.

Estos datos sobre siniestralidad han sido expuestos por parte de la Jefatura Provincial de Tráfico en la reunión de la Comisión Autonómica del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible que se ha celebrado este jueves bajo la presidencia del delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz.

Esta Comisión tiene encomendado el estudio de los problemas específicos que el Tráfico y la Seguridad Vial pueden presentar en Cantabria, proponiendo e impulsando todas aquellas acciones encaminadas a la mejora de la Seguridad Vial en Cantabria.

En la Comisión han participado representantes de distintas Unidades de la Administración General del Estado con competencia directa o indirecta relacionada con el Tráfico y la Seguridad vial y del Fiscal delegado de Seguridad Vial; miembros del Gobierno Autonómico, de los principales municipios de Cantabria, así como del sector de las Escuelas de conductores.

Por parte de los asistentes se ha realizado un balance de las actuaciones llevadas a cabo por sus respectivas organizaciones a lo largo de 2017, así como una previsión de las principales líneas de actuación para 2018.

PRINCIPALES OBRAS EN EJECUCIÓN O PRÓXIMAS A INICIARSE

Por su parte, los responsables de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria han explicado ante la Comisión las principales obras que se están ejecutando o van a ejecutarse en Cantabria en los próximos meses.

Entre ellas, han destacado el acondicionamiento de la N-621 en el Desfiladero de la Hermida, actualmente en ejecución, con un presupuesto de más de 7 millones; el ramal de conexión Sierrapando-Barreda en la A-67, con un presupuesto de 165.2 millones, que estará adjudicado antes de verano, y el acceso directo al Puerto de Santander, desde el enlace de Raos, con presupuesto de 31 millones, que se iniciará a lo largo del presente año, según ha informado en un comunicado la Delegación del Gobierno.

MÁS CAMPAÑAS DE ALCOHOL, DROGAS Y MOTOCICLETAS

En la reunión, la Jefatura de Tráfico ha realizado también un balance de las campañas de vigilancia llevadas a cabo en 2017 y se ha detallado las que van a realizarse en 2018.

Según se ha avanzado, este año se van a "intensificar" las de control y vigilancia de motocicletas, y de alcohol y drogas.

EL RADAR DE TRAMO EN LA N-629, "PLENAMENTE OPERATIVO" PASA SEMANA SANTA

La Jefatura de Tráfico ha informado igualmente a los asistentes sobre distintas medidas adoptadas para la reducción de la siniestralidad en las carreteras de Cantabria.

Entre otras destacan la instalación de un radar de tramo --el primero que se instala en Cantabria-- en la N-629, entre los municipios de Limpias y Ampuero.

Según ha informado, el equipo ha pasado las últimas revisiones metrológicas y desde Tráfico se ha anunciado que podrá estar "plenamente operativo" para la Operación especial de Tráfico de Semana Santa, a finales del marzo.

También como medida para reducir la siniestralidad, se ha mencionado en la reunión las tres rutas ciclistas protegidas que se han habilitado en las carreteras CA-142, CA-180 y CA-151, frecuentadas por aficionados al ciclismo.

En dichas rutas, y durante las mañanas de los fines de semana se establece una limitación de velocidad más baja y se refuerza la presencia de los agentes de la Guardia Civil para proteger la práctica del ciclismo.

Por otra parte, se ha instalado en el cruce de la carretera N-611 con la localidad de Somahoz (Corrales de Buelna) la primera señalización dinámica avisando de la presencia de vehículos en la intersección.

Cuando el sistema detecta un vehículo en uno de los ramales de acceso al cruce se activa un panel luminoso, alertando al conductor que circula por la vía con preferencia de la presencia de vehículos en el cruce, llamando su atención y facilitando que modere la velocidad en la aproximación al cruce.