21 imputados por simular accidentes de tráfico

Accidente de tráfico en Oviedo
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 18:59:57 CET

El fraude a las compañías aseguradoras asciende a 100.000 euros

SANTANDER, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Tráfico de Cantabria ha imputado a un total de 21 personas, todas residentes en la comunidad, por presuntos delitos de estafa a compañías aseguradoras, en unos casos por simular accidentes de tráfico, y en otros por incrementar los daños en vehículos accidentados.

Las investigaciones, que comenzaron en octubre del año pasado, se ha saldado con un fraude a dos compañías que asciende a unos 100.000 euros, han informado fuentes del instituto armado.

En concreto, en octubre de 2013, y tras la denuncia de una aseguradora, se procedió a la imputación de ocho personas por simular un accidente en Santander, en el que, según dijeron, se habían visto implicados dos vehículos con ocho viajeros en total, de los que siete resultaron heridos, realizándose tan solo un parte amistoso, sin dar aviso a los efectivos policiales ni sanitarios, ni tampoco a la grúa.

En otra investigación, se detectó que en un taller de Torrelavega podían estar aumentando deliberadamente los daños de vehículos accidentados, aunque no siempre con conocimiento de los dueños.

Los agentes investigaron diferentes casos, llegando a la conclusión que en diez siniestros ocurridos en Torrelavega, Santander, Quijas, Periedo y Miengo, en los que se vieron implicados doce vehículos, los daños que habían comunicado a la aseguradora no se correspondían con la forma en que había ocurrido el accidente. En la mayor parte, eran siniestros en los que solo estaba implicado un vehículo y casi siempre asegurado a todo riesgo.

Como consecuencia de esta investigación, entre octubre del año pasado y este mes de junio, se imputó a otras ocho personas por un presunto delito de estafa, entre ellos el dueño del taller.

SIMULACIÓN DE ACCIDENTE EN MATAMOROSA

Asimismo, el pasado 2 de mayo se notificó un accidente en la N-611, en el término municipal de Matamorosa, en el que dos vehículos habían colisionado por alcance, con el resultado de cuatro personas heridas y daños materiales. Se solicitó tanto la presencia policial como de ambulancias.

Tras el accidente, los agentes de la Guardia Civil sospecharon que podía haber sido simulado, al encontrar discrepancias en los relatos de los titulares de los vehículos, y que la petición de presencia policial y de ambulancias había sido para darle mayor veracidad.

Con estos y otros datos, la Guardia Civil ha imputado este mes de junio a cinco personas por un presunto delito de estafa, al llegar a la conclusión que el accidente había sido simulado.