Unas 4.500 reinas de 'avispa asiática' se han retirado en Cantabria en la campaña de primavera

 

Unas 4.500 reinas de 'avispa asiática' se han retirado en Cantabria en la campaña de primavera

Contador
Nido de avispa asiática
AYUNTAMIENTO
Publicado 07/08/2017 11:16:37CET

SANTANDER, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) estima que esta primavera ha retirado en torno a 4.500 reinas fundadoras de Vespa velutina (avispa asiática) mediante su campaña de trampeo.

La federación calcula que ha capturado, entre las trampas y los nidos primarios retirados, unas 4.500 reinas, lo que significa que se han evitado otros tantos nuevos nidos.

Pese a este "gran trabajo", también se están retirando un buen número de nidos secundarios y los ataques a las colmenas empiezan a ser considerables en las comarcas costeras de la región. De hecho, agosto y septiembre son "los meses más críticos", según la FAAC.

Para tratar de minimizar los daños de estos ataques y mientras se encuentran mejores métodos, los apicultores se preparan para defender sus colmenas mediante soluciones prácticas como son el trampeo y la retirada de nidos para reducir la presión, el traslado de colmenas a zonas menos afectadas, juntar muchas en un colmenar, arpas eléctricas y poner mallas.

De todos modos y pese a estos esfuerzos, "de momento no hay posibilidad de controlar" la expansión de la velutina, ha afirmado la federación, que ha explicado que la especie cada vez es más numerosa y coloniza nuevos territorios cada año. Está ya presente en la totalidad de las comarcas de Cantabria y en casi todos sus municipios. El cálculo es que avanza unos 50 kilómetros cada año.

La propuesta que plantea la FAAC es que, además de continuar con estas medidas a través del sector apícola, tal como promueve la Consejería de Medio Rural, se extiendan a otros ámbitos a través de otros departamentos.

En este aspecto, los aplicultores defienden la "importante implicación institucional y social" para que se coloquen trampas en los jardines de los ayuntamientos, en plantaciones de frutales o en las huertas de las casas.

Y en especial en aquellos espacios en los que haya árboles de origen asiático, como las camelias.

Como las trampas funcionan en primavera y otoño, piden una planificación estacional que se centre en la colocación de cebos para capturar las reinas fundadoras en esas dos estaciones y en la retirada de nidos en verano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies