Un 80% de los estudiantes de Cantabria han rechazado las reválidas, según el Colest

Publicado 30/05/2017 13:16:36CET

El Colectivo de Estudiantes dice que la campaña #CantabriaContraLasReválidas ha sido "un éxito rotundo" en los centros públicos regionales

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Un 80% de los estudiantes de Cantabria han rechazado hacer las reválidas, según datos facilitados hoy por el Colectivo de Estudiantes (Colest), que ha calificado de "éxito rotundo" en los centros públicos su campaña #CantabriaContraLasReválidas que pedía dejar en blanco el examen y escribir el citado hashtag.

La jornada educativa de hoy está marcada por las reválidas que han sido convocadas en algunos centros de la región. Han sido unas pruebas muestrales, es decir, "un primer contacto" con el examen, sin reflejo en el expediente académico.

Según los datos facilitados por el Colest correspondientes a un primer sondeo, entorno al 80% de los estudiantes llamados a realizar dicho ejercicio entregaron el documento en blanco con una única inscripción "#CantabriaContraLasReválidas.

De esta forma, estudiantes de centros como el IES Miguel Herrero, IES El Alisal, IES Santa Clara, IES Leonardo Torres Quevedo o IES Bezana se han manifestado "frontalmente en contra de estas medidas que atentan contra los derechos de las estudiantes".

Concretamente, en institutos como el Santa Clara y el Torres Quevedo, de aproximadamente 100 alumnos únicamente han realizado la reválida el 10%.

La portavoz de la Federación de Enseñanzas Medias del Colectivo de Estudiantes de Cantabria, Julia Gutiérrez, se ha congratulado con estos resultados que muestran "cómo los estudiantes cántabros se oponen a la imposición de las reválidas", a pesar de que el Colest ha "sufrido presiones por parte de algunos centros tratando de evitar que sus alumnos respaldasen esta iniciativa".

DENUNCIA A INSPECCIÓN

La situación más grave ha sido la que han vivido los alumnos del IES Miguel Herrero de Torrelavega donde, según el Colest, "tras haber sido amenazados por la dirección del centro ante la negativa del estudiantado de realizar las pruebas, han sido represaliados injustamente con la cancelación de su graduación".

Ante esta situación, el Colectivo de Estudiantes ha denunciado el caso a la Inspección Educativa y ha presentado la reclamación oportuna dado que ve indicios de "prevaricación y de atentado contra la libertad de expresión", además de creer que la sanción colectiva es "de carácter político sin fundamento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies