La actuación de los bomberos en la explosión previa al incendio de Tetuán centra el arranque del juicio

Juicio por el incendio de Tetuán en el TSJC
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2015 8:24:29 CET

Un inspector jefe del CNP cree que el incendio se produjo por un fuego latente que quedó tras la explosión

SANTANDER, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La actuación de los Bomberos Municipales de Santander en la explosión previa al incendio del edificio de la calle Tetuán en 2008 está centrando el arranque del juicio en el que se tratará de resolver la responsabilidad patrimonial por este suceso.

Un total de 26 abogados representan a las partes demandadas y demandantes en el juicio sobre este incendio, que ha comenzado este martes y se prolongará hasta el viernes, día 10, en el salón de actos del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo numero 1 de Santander se encarga de dirimir sobre este suceso, por el que los más de 50 demandantes piden indemnizaciones por valor de 5,8 millones de euros.

La vista ha comenzado con la declaración del hombre que estaba haciendo unos trabajos en la vivienda en la que ocurrió la explosión el 7 de octubre de 2008. Este operario, que ha admitido que no tiene carné de instalador de gas, ha relatado que detectó una fuga detrás del calentador, por lo que lo quitó y cerró la llave de gas del piso a la espera de que llegase el albañil.

Sobre las 14 horas, se fue a comer y quedó con el albañil en acudir a las 15 horas a reparar la fuga. En ese tiempo, se produjo la explosión causada por una deflagración de gas y que provocó daños estructurales en el edificio, según ha relatado un policía nacional.

Este agente ha indicado que, aunque había un colcha y una cama quemadas y las paredes ennegrecidas, no vio fuego en el piso pero tuvo que haberlo porque la deflagración genera una "bola de fuego". Cuando llegó, los bomberos ya estaban trabajando y, aunque había restos de agua, no los vio con mangueras.

Después ha declarado el inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía que intervino tanto en la explosión como en el incendio posterior. Éste ha asegurado que la explosión se produjo por una deflagración de gas embolsado y que ésta ocurrió en la cocina por una chispa eléctrica.

Tras la intervención en esta explosión, se cortaron los suministros de gas y electricidad del edificio por lo que ha señalado que el posterior incendio, que tuvo lugar en la madrugada del 8 de octubre, se tuvo que deber a un fuego latente.

El inspector jefe del CNP ha afirmado que un rescoldo de fuego puede reavivarse en horas o incluso en días, y ha manifestado que no tiene duda de que el incendio se debió a que quedó un fuego latente tras la explosión y que en él no tuvo nada que ver ni el gas ni la electricidad.