ADIC califica de "falsa y demagógica" la propuesta de reducir el número de diputados

Actualizado 25/01/2012 15:03:20 CET

Pide a PRC y PSOE que "no colaboren en una regresión evidente del autogobierno"

SANTANDER, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria (ADIC) ha calificado de "demagógica, falsa y carente de sentido" la propuesta de reducir el número de escaños del Parlamento planteada por el PP, que en su opinión, "busca la regresión autonómica y la perpetuación de las mayorías".

Según el colectivo cantabrista, "si de verdad se quiere reconducir y ahorrar en el gasto público, como argumenta el PP", más que plantearse reducir los diputados debiera abordarse la modificación del Reglamento de la Cámara y ajustar la dedicación exclusiva de los diputados, el cobro de dietas y la incompatibilidad con otros cargos, "verdadero lastre económico y funcional", afirma, del Parlamento cántabro.

Si así fuera, según ADIC, "la propuesta sería creíble", pero como en la proposición del PP "no figura nada de eso", la asociación cantabrista considera que la propuesta sólo "busca la regresión autonómica y la perpetuación de las mayorías".

"El hecho que se disfrace de austeridad no supone nada a corto plazo, pues la medida no tendría efecto hasta 2015. Por tanto, si lo que urge es la inmediatez en el ahorro es tan sencillo como revisar la dedicación exclusiva de algunos parlamentarios y el pago de las correspondientes dietas", afirma la asociación en un comunicado.

Según ADIC, una medida como esta debería contar "con un consenso generalizado" pues todo lo que afecte al autogobierno o al funcionamiento de los órganos e instituciones democráticas, "debe ser pactado como garantía del sistema". Por ello pide a PRC y PSOE que se opongan a la medida con toda la rotundidad que reclama el asunto.

Según los cantabristas, "no se trata de ahorrar, se trata de justificar, con la demagogia del control del gasto público, el establecimiento de menores cuotas para lograr las mayorías y de reconvertir el Parlamento en una "minicámara" con escaso margen de maniobra".

"Si el número de diputados se reduce, disminuye el debate democrático en las comisiones y en pleno, se empobrece la labor del legislativo y se ridiculiza, en suma, la gestión del autogobierno. Y estas cuestiones jamás se las puede permitir una sociedad democrática", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies