Alcaldesa admite que MetroTUS fue "un error" y promete arreglarlo

Metro T.U.S Santander
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 05/04/2018 10:52:48 CET

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha admitido que fue "una equivocación, un error" el MetroTUS tal y como se puso en marcha el pasado 1 de febrero, pero se ha comprometido a "arreglar" el sistema, sin que le preocupe, además, el posible 'coste político' que le pueda acarrear este proyecto.

"Fue una equivocación, o un error -me da lo mismo, no me duelen prendas- el MetroTUS que presentamos el día 1 de febrero. Todos los hemos visto. Claro que fue un error. Claro que yo les metí a los santanderinos en un lío cuando anuncié el MetroTUS. Y por eso lo estamos reformando", ha reconocido a la par que explicado este miércoles la regidora.

En una entrevista a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, ha señalado que hace un par de meses se dio a conocer un modelo que "sobre el papel quedaba muy bien", pues contemplaba más frecuencias en las líneas de autobús y menos tiempo en los recorridos, pero que con su puesta en marcha se comprobaron "desajustes" en los horarios que conllevaban hasta "15 minutos" de espera en los intercambiadores para hacer los transbordos.

Y eso "no puede ser", por lo que "hay que ir puliendo" el modelo, que como se planteó inicialmente a la "gente no le gusta" y por eso está la "ciudad levantada", "protestando" contra el MetroTUS, ha señalado Igual, para admitir asimismo que "no están contentos los vecinos".

Ante esto, en el equipo de gobierno del PP que encabeza, y con el que dirige la capital cántabra, han optado por "escuchar" a los afectados para ir introduciendo cambios -"muchos" ha apuntado-, especialmente en las líneas que recorren la periferia, como los que entrarán en vigor el próximo martes. Se trata de la línea 9, que se desdoblará en dos, a Cueto a Monte, y que en horas punta llegará a las Estaciones.

Al respecto de esta modificación y todas las anteriores, la alcaldesa ha reconocido que "los cambios generan incomodidades" y contribuyen al "lío", ha dicho, que "se ha montado". "Veo lógicas las protestas", ha concluido la dirigente 'popular', que ha asegurado no obstante que el objetivo último es conseguir "la mejor manera de moverse por la ciudad".

Así, se van a ir estudiando y ajustando las líneas, intentando "no volver loca a la gente", y aceptando, como en el caso de la 9, que en horas punta lleguen los autobuses al centro de la ciudad, pues resulta "más cómodo" para los usuarios aunque sea "menos sostenible".

Preguntada por si habrá más cambios al margen de éste, --cambios y que se están llevando a cabo junto con el departamento de Transporte de la Universidad de Cantabria (UC)--, Igual ha dicho que no lo sabe, pues se va analizando y estudiando diariamente la situación para valorar los mismos, con la pretensión última de "dar una solución" al transporte urbano de la ciudad mediante un "buen sistema". También ha declinado dar plazos de cuándo se logrará. "En febrero dije que en un mes. Ahora no me pillo los dedos", ha zanjado.

Respecto a las peticiones de usuarios y afectados, englobados en la Plataforma Transporte Santander, que exigen volver al modelo anterior al MetroTUS, es decir, retrotraerse al 31 de enero de este año, la alcaldesa ha pedido que no se piense en los barrios, sino en el concepto global de ciudad.

Y tras considerar que "lo más fácil hubiera sido no cambiar nada", ha defendido que ella gobierna para "avanzar", de ahí la apuesta por el MetroTUS, que si bien fue "un error" en su planteamiento inicial, "se está reformando" y se va a "arreglar".

Igual, que tiene la "conciencia tranquila", ha negado que el coste del proyecto sean 7 millones de euros, como denuncian colectivos contrarios y partidos políticos de la oposición, sino que ha cifrado la inversión global en 2,3 millones y ha asegurado que "todo" lo realizado tiene "validez". "No hay que tirar absolutamente nada", ha garantizado.

La alcaldesa ha manifestado asimismo que no le preocupa el 'coste político' que el MetroTUS le pueda acarrear al frente de un Ayuntamiento que dirige, desde hace casi año y medio, en sustitución de Iñigo de la Serna, que fue nombrado ministro de Fomento, y con un equipo del PP en minoría.

Y es que, además de admitir que se ha "equivocado" porque -ha dicho- "soy humana", Gema Igual no sabe aún si se presentará o no a las próximas elecciones municipales: "es pronto". Así, queda más de un año para los comicios y, también, para "arreglar" el transporte urbano en la ciudad.

Cuestionada por la posible petición de las ambulancias de poder usar el carril bus -por el que también circulan motos y taxis-, Gema Igual ha asegurado desconocer dicha solicitud, que no consta por ahora en el Ayuntamiento.

Finalmente, en relación al Transporte Urbano de Santander, la alcaldesa ha reconocido que "no es rentable" el servicio, pues se ofrecen "muchas bonificaciones" a los vecinos, y ha negado asimismo que se vaya a "privatizar" tras las concesiones realizadas en "tres o cuatro" líneas.

DIQUES MAGDALENA Y CONTRATO MARIDO

Otro polémico proyecto que se acomete en la actualidad es la construcción de los diques para estabilizar las playas de La Magdalena, Bikinis y Los Peligros, que también se ha topado con el rechazo de colectivos ciudadanos y partidos políticos, que exigen su paralización.

La construcción, que comenzó en enero con un plazo de ejecución de siete meses, ha vuelto a ser noticia en las últimas horas al trascender que el marido de la alcaldesa trabaja en las escolleras, a través de una empresa de sus padres, esto es, de los suegros de Gema Igual, que ha llamado a la tranquilidad de los vecinos porque no hay ninguna irregularidad o "ilegalidad" en este asunto.

Así, según ha explicado, los trabajos dependen de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, del Ministerio de Medio Ambiente, por lo que no hay "incompatibilidad" alguna. Además, "jamás ha trabajado ni trabajará para el Ayuntamiento mientras yo esté aquí".

Pero "jamás le voy a decir a mi marido que se muera de hambre porque yo soy la alcaldesa de Santander", ha advertido Gema Igual, que ha lamentado que se haya pretendido "intoxicar" con este tema.

Del proyecto en sí de las escolleras, ha vuelto a defender que es algo "de interés público" y "necesario", para tener playas en La Magdalena durante todo el año, y por eso "se está ejecutando".

Ha agregado al respecto que fue una actuación que el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) "validó" en su día, como también hizo el propio Ayuntamiento. "Que se haga cuanto antes", ha deseado para finalizar.

Contador