Álvarez llama a defender a los piquetes porque sin ellos "no habría libertades y derechos"

Asamblea de UGT en Cantabria
UGT
Publicado 19/06/2017 19:43:04CET

   El secretario general de UGT ha intervenido en Santander en una asamblea en apoyo a los dos sindicalistas que serán juzgados el miércoles

   SANTANDER, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado en Santander, en una asamblea convocada por el sindicato en apoyo y solidaridad a los piquetes Rubén Ranz y José Manuel Nogales, detenidos y encausados en la huelga general de marzo de 2012, que "tenemos que defender a los piquetes porque sin ellos hoy no habría libertades y derechos y tampoco se podrían hacer huelgas".

   Con el lema 'Todos somos piquetes', la asamblea celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Cantabria contó con la presencia e intervención de Rubén Ranz que, junto con su compañero José Manuel Nogales, fue detenido en la huelga general convocada contra la actual reforma laboral hace cinco años en la Plaza de Lealtad de Madrid.

   Como puntualizó el propio secretario general de UGT, el juicio contra los dos piquetes del sindicato se iniciará este miércoles, 21 de junio, y "nuestra intención es que se sientan arropados desde el primer momento", motivo por el cual se ha organizado ese mismo día una manifestación que concluirá su recorrido en el Juzgado de lo Penal de Madrid, número 1, donde se verá el proceso judicial.

   Álvarez recordó que, en la huelga general del 29 de marzo de 2012, más de 300 sindicalistas fueron detenidos y encausados por su labor de piquetes informativos, lo que, según dijo el secretario general de UGT, "nunca había ocurrido en España desde que en el año 1800 empezó a andar el movimiento sindical".

   "Su causa nos va a permitir ser más libres", agregó Pepe Álvarez, quien se preguntó "¿en qué país estamos viviendo cuando un fiscal solicita, ni más ni menos, que siete años de cárcel para un piquete y la fiscalía recurre a disposiciones del Código Penal que antes no se usaban pero ahora sí".

CAMPAÑA DE PERSECUCIÓN SINDICAL

   Álvarez se mostró convencido de que "no es casual que ahora todos los fiscales recurran a artículos del Código Penal que antes ni se tocaban" y que, detrás de la detención de los dos piquetes de UGT y de otros 300 en toda España, "hay órdenes directas de la Fiscalía General del Estado y del Ministerio de Justicia, es decir, del Gobierno español, en una campaña de persecución sindical en toda regla".

   Para el secretario general de UGT, "hay que derogar la propia reforma laboral y todos los artículos legales que penalicen el derecho de huelga, tras reiterar que "el derecho del trabajo no debe anteponerse al de huelga porque el trabajo se tiene que defender los 365 días del año, no justo el día de la huelga".

   Álvarez se congratuló del efecto que ha tenido la campaña internacional emprendida por UGT en defensa de los piquetes y del derecho de huelga, personalizada en la causa de Rubén Ranz y José Manuel Nogales, de los que dijo "es un honor y un orgullo para UGT defenderlos y estar con ellos".

   El secretario general de UGT recordó que numerosas organizaciones sociales y sindicales de toda Europa se han solidarizado con los dos piquetes, entre otros motivos, "porque ya se comentó en la última reunión de la Confederación Europea de Sindicatos que en toda Europa, aunque especialmente en el sur, ha habido un significativo recorte de derechos de los representantes de los trabajadores".

"QUIERO QUE EL FISCAL ME MIRE A LOS OJOS"

   En la asamblea, en la que también estuvo presente el secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, el piquete Rubén Ranz relató su experiencia personal desde que fue detenido el día de la huelga general de marzo de 2012 hasta hoy, apenas dos días antes de iniciarse la vista judicial, en la que el piquete mostró su deseo de que "cuando cuente mi historia, quiero que el fiscal me mire a los ojos".

   "No creo que el fiscal sepa con que tipo de persona se ha encontrado porque yo tengo muy claro que no me rendiré y que estoy orgulloso de ser piquete todos los días porque no voy a permitir que ni un solo día se amedrente y coaccione a un trabajador", recalcó Ranz, quien aseveró que "volveré a salir como piquete en una huelga general porque con las huelgas se consiguen leyes dignas, que te confirman que merece la pena luchar".

   El piquete de UGT recordó que el propio fiscal, que ha solicitado siete años de prisión para él y Nogales con penas económicas de 7.500 euros, ya comentó en su momento que era necesaria "una sentencia ejemplarizante" y que, por eso, "tenía que entrar en prisión preventiva".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies