(Amp) FMC remite a Madrid sus alegaciones a la reforma local, todas consensuadas y en defensa de los pequeños municipios

Julián Vélez
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 14:59:31 CET

"Vamos a luchar con todos nuestros medios para que no haya una pérdida de servicios en el mundo rural", advierte Vélez

SANTANDER, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta Directiva de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC) ha acordado este jueves, por unanimidad, las alegaciones a la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, la mayoría en defensa de los pequeños municipios, que ya han sido remitidas a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y que se darán a conocer a todos los alcaldes en la asamblea extraordinaria que celebrará la FMC el próximo lunes.

Así lo ha anunciado este viernes, a preguntas de la prensa, el presidente de la FMC, Julián Vélez, quien ha recordado que una reciente reunión con el ministro Cristóbal Montoro, se le explicó que los planteamientos cántabros "no alteran la estructura de la modificación" legislativa sino "detalles que nos parecen muy graves para los pequeños municipios". De hecho, ha advertido que "vamos a luchar con todos nuestros medios para que no haya una pérdida de servicios en el mundo rural".

Vélez, que ha destacado como "un paso importantísimo" que se haya alcanzado el consenso porque "demuestra que el mundo de los ayuntamientos es el mismo, independientemente del color político que lo gestione", ha explicado que las alegaciones de la FMC pretenden "cambiar algunos detalles", fundamentalmente sobre la regulación de los pequeños municipios.

Entre ellas destaca la petición de eliminar "tajantemente lo que tiene que ver con la intervención de pequeños municipios"; la oposición a que se evalúen de forma distinta los servicios en los diferentes municipios porque "no tiene porqué haber una tabla de medir para los municipios de más de 20.000 habitantes y otra para los de menos"; y petición de que los ayuntamientos con capacidad económica puedan complementar las competencias del Gobierno regional.

En este sentido, Vélez se ha referido a los servicios sociales, que se habían desarrollado "muchísimo" en el ámbito rural. Ahora, a la FMC le "preocupa" que se pueda primar la eficacia y por eso pide que se incluya en la reforma la posible intervención municipal.

La federación cántabra también se opone a las nuevas funciones de la figura del interventor municipal, que a su juicio, "destaca en exceso" en la modificación, que le dota de facultades "que casi son paralelas" a las del equipo de Gobierno. "Nos parece que la ley ya establece controles y no se necesita una especie de fiscal permanente en todas las cuestiones", ha valorado.

Igualmente a la FMC le "preocupa mucho" la forma en que se han redactado los estándares de calidad, que a su juicio se tienen que "adaptar" a las distintas realidades. En el caso de Cantabria, "habrá unos estándares para Santander, otros para Santa María de Cayón y otros para la Vega de Pas, que tienen que ser muy distintos" y que es necesario aplicar contando con la realidad del territorio, ha explicado.

Los municipios también han realizado una "pequeña mención" sobre el hecho de que la función política tiene que retribuirse "de manera razonable". Además, en su opinión, es "una situación absolutamente ilógica" que se plantee excluir de retribución a los ayuntamientos de menos de 1.000 habitantes, y más en el caso de Cantabria, donde los concejales reciben una "compensación" por las horas perdidas en su trabajo.

LUCHAR POR EL MUNDO RURAL

En definitiva, Vélez ha advertido que desde la FMC "vamos a luchar con todos nuestros medios para que no haya una pérdida de servicios en el mundo rural".

"Después de 30 años desarrollando programas, que una nueva ley pretendiese en estos momentos primar la eficacia administrativa y el equilibrio presupuestario por encima de la calidad de los servicios sería algo a lo que nos opondríamos rotundamente", ha subrayado, aunque ha matizado que piensa que "esto no vaya a ser así".

"Que pudiéramos decir a los vecinos de Valderredible que tenían que irse a Reinosa porque no les va prestar servicios de calidad... Desde luego que el texto de la ley deja algunas dudas y nuestras alegaciones dicen con rotundidad en qué sentido queremos que se aclare y que esa posibilidad no exista: que la calidad de los servicios en el mundo rural se mantenga puesto que las peculiaridades de Cantabria son las que son. Entre todos hemos conseguido Cantabria y así queremos que siga", ha declarado Vélez.

REUNIÓN CON CC.OO. Y PERSONAL BLINDADO

Respecto a la reunión que CC.OO. quiere solicitar con el presidente de la FMC para abordar las consecuencias laborales que tendría la reforma local en Cantabria, Vélez se ha mostrado dispuesto a mantenerla, aunque ha considerado "un poco exagerada" la valoración del sindicato de que supondría la pérdida de mil empleos en la comunidad autónoma puesto que esta cifra corresponde con la totalidad de las plantillas de los pequeños municipios.

"En cualquier caso, bienvenida la petición de reunión", ha destacado Vélez, quien ha considerado acertado valorar lo que la reforma podría suponer para los empleados públicos. Además, ha ido más allá al avanzar la posibilidad de que la federación municipal plantee una "clarificación" para que el personal "sea absolutamente blindado" en el caso de que las competencias sean asumidas por la administración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies