(Ampl) Agudo asegura que la propuesta del PP de suprimir el impuesto de donaciones es "insolvente y marginal"

Actualizado 28/12/2006 15:45:20 CET

Gorostiaga añade que "no cuadra tener una fiscalidad iberoamericana y un bienestar social nórdico"

SANTANDER, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno regional, Angel Agudo, aseguró hoy que el compromiso electoral del PP de Cantabria de suprimir el impuesto de donaciones es "insolvente" desde el punto de vista "formal y político", además de "marginal". Asimismo, afirmó que "cuando el PP dice que baja los impuestos, lo que realmente hace es subirlos".

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno y secretaria general del PSC-PSOE, Lola Gorostiaga, afirmó que la propuesta del PP es "bastante contradictoria", porque "no cuadra tener una fiscalidad iberoamericana y un bienestar social nórdico". Agudo explicó que el impuesto de donaciones es un tributo cedido de titularidad estatal y por tanto, la comunidad autónoma "no tiene competencias para suprimirlo".

Rechazó al mismo tiempo que esta figura impositiva "penalice" la transmisión de negocios de padres a hijos, como afirmó ayer el presidente regional del PP, Ignacio Diego, en el almuerzo que el líder nacional del partido, Mariano Rajoy, compartió con empresarios cántabros. "Me llama la atención que alguien que pretende gobernar esta región haga semejante afirmación", dijo.

El consejero destacó que en el caso de la transmisión de negocios a cónyuges o hijos, el impuesto contempla una deducción del 95% de la base imponible, bonificación que desde la comunidad autónoma se podría aumentar, pero en todo caso -dijo- no deja de ser "un tema marginal en términos económicos", máxime teniendo en cuenta que el impuesto de donaciones representa "el 0,25%" de los ingresos de la Administración regional, añadió.

El PP propone una reforma fiscal "de enorme envergadura", ironizó el consejero tras destacar que la comunidad autónoma no puede reducir los impuestos a los empresarios porque "no tiene competencias para modificar figuras impositivas que afecten a las empresas", como el impuesto de sociedades o el IVA. "Tenemos competencias para hacer una fiscalidad dirigida a las personas físicas, que es lo que hemos hecho", dijo.

En este sentido, recordó que en esta legislatura, el Gobierno de coalición PSOE-PRC ha introducido deducciones en la cuota autonómica del IRPF y ha reducido la tarifa del impuesto de transmisiones y actos jurídicos documentados (AJD) para familias numerosas, personas con dependencia y jóvenes, a la vez que ha modificado el impuesto de patrimonio para "beneficiar" a las familias con menos de 900.000 euros de patrimonio.

REFORMA FISCAL DEL PP

Por otro lado, destacó que en la reforma que el Gobierno de José Joaquín Martínez Sieso aprobó en la anterior legislatura, se redujo el impuesto de sucesiones hasta casi suprimirlo en el caso de cónyuges e hijos, pero "a la vez" subieron la tarifa del impuesto de transmisiones y AJD. Agudo puntualizó que el impuesto de sucesiones se paga "una vez en la vida", mientras que el de transmisiones se debe abonar "varias veces" (cuando se compra un piso, se hace una transacción, una hipoteca, un acta notarial,...).

Asimismo, señaló que la recaudación por el impuesto de sucesiones y donaciones se ha reducido en ocho millones entre 2001 -antes de la reforma del PP- y 2006 (de 35 a 27 millones), mientras que los ingresos por el impuesto de transmisiones y AJD han aumentado en 162 millones (de 144 a 306 millones) en este periodo, lo que arroja un saldo de 154 millones a favor de las arcas regionales. Agudo se apoyó en estos datos para afirmar que "cuando el PP dice que baja los impuestos, lo que realmente hace es subirlos".

Por su parte, la vicepresidenta afirmó que existe "una contradicción entre la fiscalidad y el bienestar" que propone el PP, una propuesta que "no cuadra" -dijo-, a no ser que lo que proponga es "seguir haciendo lo que se estaba haciendo en los últimos ocho años, tener los servicios sociales y el bienestar social de Cantabria abandonado, y no incrementar ningún tipo de política de apoyo a las familias", añadió.

Al mismo tiempo, afirmó que Rajoy y Diego "se contradicen" en parte de lo que dicen, porque "a la vez que Diego pide gestionar lo que ahora son competencias exclusivas del Estado", una de las propuestas "estrella" de Rajoy es "que el Estado recupere determinadas competencias". "No habían hablado mucho antes de la reunión, porque si no, no parece comprensible este tipo de contradicciones", señaló Gorostiaga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies