Acuerdo "histórico" sobre el control del lobo

Acuerdo de asociaciones ganaderas, conservacionistas y de caza sobre el lobo
EUROPA PRESS
Actualizado 19/02/2015 15:53:37 CET

Piden a la Consejería que les dé voz en la elaboración del plan de gestión y denuncian que la administración "no ha hecho los deberes"

SANTANDER, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos ganaderos, asociaciones conservacionistas y la Federación Cántabra de Caza han consensuado una serie de directrices y medidas sobre los aspectos más relevantes y delicados de la controvertida gestión del lobo. Un acuerdo "histórico" plasmado en un documento que han hecho llegar a la Consejería de Ganadería para que incorpore estas propuestas al plan de gestión del lobo que está en fase de elaboración, y que se esperaba para finales de 2014.

Apoyan este documento de consenso las asociaciones ganaderas Asaja, Ugam-Coag y Ovican, las conservacionistas Fundación Naturaleza y Hombre, Gedemol, Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Fundación Oso Pardo y Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, así como la Federación Cántabra de Caza.

Representantes de estos colectivos han reclamado este jueves en rueda de prensa que la Consejería les dé voz en la elaboración del Plan de Gestión del Lobo. Además, han opinado que la administración regional "no ha hecho los deberes", no por la tardanza en presentar el plan de gestión del lobo, que todas las comunidades autónomas limítrofes tienen desde hace años, sino también por el retraso en el pago de las indemnizaciones a los ganaderos por daños.

Entre otras cosas, piden la creación de la Mesa del Lobo como órgano de participación; y proponen medidas de control poblacional a partir de censos "claros y rigurosos" realizados con carácter bianual; que los daños causados por los lobos tengan "coste cero" para el ganadero, y que éstos sean asumidos en su totalidad por la Consejería, a través de un mecanismo de pago que garantice el cobro de las indemnizaciones en un plazo "razonablemente breve", no como en la actualidad, que se están resolviendo las de 2010.

En este aspecto, también piden que el plan de gestión contemple la creación de una comisión de daños, para realizar un seguimiento continuo de los daños provocados por el lobo y evaluar el buen funcionamiento del sistema de indemnización. Y proponen que cuando no se consiga demostrar si los daños han sido ocasionados por perros o por lobos, la resolución favorezca al ganadero.

El documento también incluye medidas de prevención para disminuir los ataques de lobos y medidas compensatorias, con ayudas para las explotaciones ganaderas que hayan adoptado medidas de prevención, para cubrir el sobrecoste que supone la convivencia con esta especie y compensar el lucro cesante. Además, los firmantes manifiestan su "tolerancia cero" con el furtivismo y el uso de veneno.

"HISTÓRICO"

Los representantes de los colectivos firmantes han insistido en el carácter "histórico" del acuerdo alcanzado entre actores tradicionalmente "antagónicos" en lo que al lobo se refiere, y también han destacado "la cordialidad, sensatez, sentido común y esfuerzo" de todas las partes para buscar el mejor consenso.

El secretario general de UGAM-COAG, Gaspar Anabitarte, ha destacado que las comunidades autónomas limítrofes "tienen plan pero no acuerdo" y de hecho en algunas de ellas "el campo está encendido". Sin embargo, en Cantabria no hay plan pero sí acuerdo, por lo que Anabitarte ha avanzado que si la Consejería no les permite intervenir en la elaboración del plan de gestión del lobo, su sindicato no lo va a aceptar, por muy bueno que sea.

"Los ganaderos aceptamos la presencia del lobo; en general el sentimiento en el sector es que es necesaria la convivencia con el lobo, y estamos dispuestos a aceptar que es una especie que es necesario controlar en unas zonas determinadas y con un censo determinado", ha dicho Anabitarte.

En la misma línea, el presidente de Asaja, Pedro Gómez, ha dicho que los ganaderos "quieren saber de forma urgente cuántos lobos hay en Cantabria y en qué zonas"; y ha recalcado que el control poblacional tiene "coste cero" para la administración regional porque está subvencionado por el Gobierno central y la Unión Europea.

"MUCHOS PASTORES HAN TIRADO LA TOALLA"

Por su parte, el portavoz de Ovican, asociación de ganaderos de ovino y caprino, ha reconocido que en el seno de la propia organización ha sido difícil llegar a un acuerdo en torno a los términos de este documento de consenso, que finalmente han apoyado porque entienden que es urgente encontrar una solución a un problema que "no es culpa del lobo -ha matizado- sino de la mala gestión del lobo".

Al respecto, ha comentado que "muchos pastores han tirado la toalla" y ya ni denuncian cuando sufren ataques de lobos, y ha puesto el ejemplo de un ganadero que ha perdido 63 ovejas en poco tiempo.

Por su parte, el presidente de la Federación de Caza, Ignacio Valle, ha destacado que el ganadero de alta montaña también es, por así decirlo, "una especie en extinción y hay que cuidarles". Ha recalcado que el manejo del lobo es "muy delicado" y tiene que ser "eficaz" porque "hay muchas variables", y ha añadido que los cazadores "también queremos participar" en este objetivo.

Por parte de los colectivos conservacionistas firmantes, Guillermo Palomero, de la Fundación Oso Pardo, ha señalado que el documento "seguro que no satisface a los sectores más radicales", pero ha opinado que es "el mejor" y ha confiado en que la Consejería les reciba "con los brazos abiertos y convoque enseguida a la Mesa del Lobo para escuchar" a los sectores sociales implicados, de forma que "con la mayor rapidez se elabore un plan que parta del consenso". "La pelota está en el tejado de la administración", ha aseverado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies