(AMPL) El PRC prevé ganar "como poco" dos o tres diputados más y convertirse en el partido "de referencia"

Actualizado 10/12/2010 15:28:21 CET

Convocará un congreso extraordinario para debatir una reorganización interna del partido

SANTANDER, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Partido Regionalista de Cantabria (PRC) aspira a convertirse en el "partido de referencia" y con mayor representación parlamentaria en la Comunidad Autónoma y, de momento, los sondeos que maneja ya indican que "como poco", en las próximas elecciones del mes de mayo conseguirá hacerse con "dos o tres diputados" más para sumar a los 12 obtenidos en los pasados comicios.

Pero eso es "en este momento" y, por tanto, los regionalistas creen que "algunos se tendrían que poner un poco nerviosos", porque tradicionalmente los resultados electorales del PRC superan al final las proyecciones de los sondeos.

Así lo ha explicado este viernes el vicesecretario general de la formación y portavoz parlamentario, Rafael de la Sierra, al presentar en rueda de prensa la ponencia política que se debatirá el domingo en el décimo Congreso Regional del partido.

Esa ponencia, que constituye el "músculo" del PRC, marca el reto de convertir la formación en el principal partido de Cantabria y de impulsar desde el Gobierno programas que respondan "más adecuadamente a las prioridades y a la forma de gobernar" de los regionalistas.

Además, apuesta por la modificación del Estatuto de Autonomía, aboga por una nueva organización interna del partido que será debatida de forma más sosegada en un congreso extraordinario en el plazo de un año, y plantea la ampliación del Comité Ejecutivo de 50 a 62 miembros.

Igualmente, la aprobación de la ponencia supondrá también garantizar la presencia del PRC en las elecciones generales, en concreto, en la cita más inmediata tras el congreso (las generales de 2012), una medida que se adopta tras observar cómo algunas decisiones a nivel nacional durante esta legislatura han estado "condicionadas" por determinados grupos.

EN CONDICIONES DE DAR EL SALTO

Rafael de la Sierra, al que acompañaban miembros del partido que han participado en la redacción de esta ponencia, se ha mostrado convencido de que el PRC está en condiciones de "dar el salto" para convertirse en el partido "hegemónico", porque, a su juicio, "existe" el espacio electoral, el espacio político y el apoyo ciudadano para ello.

Es más, ha recalcado que en sus 35 años de historia el partido ha demostrado, no sólo que es "necesario", sino que es "imprescindible" para la "estabilidad" de la Comunidad Autónoma.

Ahora su objetivo es ponerse "a la cabeza" de las formaciones políticas en Cantabria y, aunque aún no tienen encuestas, sí que manejan sondeos que vaticinan al menos esa subida de dos o tres diputados. Lo que no conocen es a costa de quién ganan esos escaños, un detalle que, aunque lo supieran, no desvelarían por prudencia.

Eso no les permitiría llegar a la mayoría absoluta, pero aun así De la Sierra no se ha pronunciado sobre la reedición del pacto con el PSOE porque, según dice, los pactos y las alianzas se empiezan a negociar a las doce de la noche del día de las elecciones.

El líder regionalista ha explicado que las negociaciones están abiertas a "cualquier partido democrático", pero reconoce que en algunos casos "hay más facilidad" en el contacto, porque también las relaciones personales juegan un papel importante.

En cuanto a las condiciones de la negociación, ha recordado que para el PRC siempre son importantes cuestiones como el AVE, la Autovía Dos Mares y el desarrollo de las infraestructuras; y siendo el "partido hegemónico" como pretenden, la presidencia sería "sin ninguna duda" para el PRC.

RETOS

Además de ser el partido de referencia e impregnar el Gobierno en mayor medida de la forma de hacer regionalista, la ponencia política del PRC marca otros retos: por un lado, mejorar la organización interna; y por otro, responder a las necesidades y problemas de los municipios y juntas vecinales, fundamentalmente impulsando, junto con el Estado, la reorganización administrativa de las entidades locales y su financiación.

En lo que respecta a la organización interna, lo que propone la ponencia es convocar un congreso extraordinario, en el plazo de un año, para debatir más detenidamente este asunto.

De la Sierra ha destacado que el partido podría seguir funcionando con la organización actual, pero creen que la nueva realidad y su ambición de ser partido de referencia hace más necesaria una adecuada organización. Entre otras cosas, se propone mejorar los sistemas de asesoramiento a los cargos públicos del partido y modificar las relaciones internas.

PRINCIPIOS DE ACTUACIÓN

Para impulsar todos esos retos que se marca el PRC, el partido se apoya en los principios de honradez en el ejercicio de la función pública, austeridad, cercanía, sentido común para enfocar los problemas, solidaridad, el regionalismo, y apuestas por la inversión en obra pública y por la estabilidad y normalización de la vida institucional.

En línea con algunos de estos principios, se propone definir una postura en torno a los sueldos de los cargos públicos en todos los niveles de gestión; fijar criterios para evitar la acumulación de cargos en una sola persona, aprovechando así la gente preparada que hay en el partido y mejorando la eficacia en la acción de gobierno; o respaldar a los comités locales con la visita y apoyo de los líderes del partido.

Y el principio del regionalismo se plasma en una apuesta por alcanzar "los mayores niveles de autogobierno", lo que se traduce, a su vez, en la propuesta de terminar de desarrollar el actual Estatuto de Autonomía, en lo que respecta a la figura del Defensor del Pueblo, y abordar además la reforma estatutaria, porque Cantabria está quedando en "posición de inferioridad" con respecto a las comunidades que ya han acometido sus reformas.

"FORTALEZAS Y AMENAZAS"

El partido cuenta con "fortalezas" para afrontar la nueva etapa, aunque también hay "amenazas". Entre las "fortalezas", De la Sierra ha señalado su independencia en la toma de decisiones, su equipo humano, la presencia en los nuevos medios de comunicación y la unidad interna.

Como amenazas, en cambio, ha destacado la situación económica, ya que los ciudadanos tienden a "responsabilizar" a quien está en el Gobierno, por ejemplo, por el paro, que va a ser el "objetivo básico" del PRC en la próxima legislatura.

En su opinión, tampoco ayuda el hecho de gobernar con el PSOE, en la medida que se puede vincular al PRC con decisiones en el ámbito estatal que no comparte; ni el "deterioro general de la clase política", ya que los ciudadanos "no distinguen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies