Banco de España propiciará que los bancos usen modelos propios de provisión de insolvencias

Actualizado 22/06/2007 18:04:09 CET

Aboga por un modelo de supervisión con dos organismos que controlen conjuntamente seguros, sistema financiero y bursátil

SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El subgobernador del Banco de España, José Viñals, afirmó hoy que el organismo ha iniciado ya estudios preliminares para "propiciar" una reforma normativa que estará disponible para el cierre de 2008 con el objetivo de que las entidades puedan realizar el cálculo de sus provisiones para insolvencias de acuerdo a sus propios modelos internos.

Viñals explicó que "lo que se pretende es que se hagan trajes a la medida en lugar de tener un traje cortado por el mismo patrón", tras su intervención en una jornada financiera organizada por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodístas de Información Económica (APIE).

Las entidades que podrán situarse bajo el paraguas de esta reforma serán aquellas que cuenten con sistemas integrados de gestión del riesgo de crédito y un experiencia de datos históricos "suficientemente amplia", precisó Viñals, que además aseguró que se producirá la eliminación de los conceptos de provisiones genéricas y específicas y se caminará a un concepto que englobe a ambas.

Viñals aseguró que el impacto económico de la reforma sobre los más de 33.000 millones de euros actuales de provisiones para insolvencias será "moderado", aunque dijo desconocer una cifra exacta hasta que se analicen cada uno de los modelos concretos de las entidades. "Para algunas entidades sí puede ser mas importante que para otras, pero siempre con cifras de ahorro razonables y no espectaculares".

El subgobernador del Banco de España explicó que la reforma comenzará a lo largo de 2008 y que al cierre del ejercicio, las que tengan las capacidades las podrán aplicar. Viñals aseguró que es "dificil de saber" el ahorro concreto, pero avanzó que en ningún caso será "espectacular", pero que sí "favorecerá a todas en el largo plazo".

En cualquier caso, precisó también que se trata de dar un "margen de flexibilidad" a las entidades, pero -dijo-- "tendrán que convencernos de que el modelo es correcto y que las cosas salen bien, porque la autorización depende del Banco de España".

Viñals aseguró que generalmente serán las grandes entidades las que puedan usar sus propios modelos. "Cuanto mas pequeña es una entidad, más dependerá de parámetros estándar y menos a estos modelos particulares. La intención del Banco de España es hacer la vida lo más facil desde el punto de vista regulatorio", dijo.

El subgobernador del organismo dijo que en principio no tendrían que haber diferencias entre bancos y cajas, y explicó que las cajas podrán adoptar sus modelos propios para provisionar insolvencias en tanto tengan la "capacidad para procurarse estos modelos internos". "Tiene más que ver con la capacidad analítica de las entidades, de modo que los que la tengan, bienvenidos sean, tanto bancos como cajas", indicó.

Viñals no quiso precisar quienes podrían ser los candidatos a usar sus modelos propios, aunque si avanzó genericamente que serán las más grandes. "Todavía no tenemos ni candidatos porque ni siquiera les ha dado tiempo de enterarse", dijo. Por otro lado, dijo que este cambio normativo no supone "un cambio en el modelo supervisor", sino que proviene de un "proceso evolutivo".

Viñals también habló del repunte de la morosidad de los bancos y cajas, entre los que dijo no apreciar diferencia alguna, ya que "la calidad de las hipotecas y la de los sistemas de gestión de riesgos en ambos grupos de entidades son igualmente buenos". "Las cajas tienen más hipotecas concedidas que los bancos, pero no quiere decir que eso pueda suponer más morosidad en unos que en otros".

LAS HIPOTECAS A 50 AÑOS "SON LO QUE SON".

Viñals se refirió a las hipotecas a 50 años, y dijo que aunque "uno podría contemplar que fueran inferiores en un mundo ideal, son lo que son". "Si bien son hipotecas tremendamente largas, de lo que hay que asegurarse es de que las entidades que las conceden cuenten con las garantías suficientes para no quedar expuesto a ningun tipo de riesgo", dijo.

"Las hipotecas a 50 años son un juego de mercado entre demandates y oferentes, y las entidades ofrecen productos que cubren las necesidades de su clientela", sentenció.

Además, preguntado por la proliferación de billetes de 500 euros como fruto del dinero negro y el blanqueo de capitales, aseguró que en ningún caso el Banco de España se está planteando limitar la distribucion de este tipo de billetes para frenar el este efecto indeseado.

CAMBIO DE MODELO SUPERVISOR.

Viñals se decantó además por cambiar los modelos supervisores en España hacia un sistema de 2 picos, con dos organismos que controlen conjuntamente seguros, sistema financiero y bursátil, pero uno en el ramo de solvencia, que sería el Banco de España, y otro en lo que se refiere a las normas de mercado.

Este sistema, explicó, se ha integrado en Italia y es la "tendencia europea, por lo que podría ser un buen modelo para España". "Es mejor que haya dos entidades con mandatos diferenciados, aunque es un cambio normativo que hay que analizar con paciencia. Hay que pensarlo bien", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies