Anulan un juicio porque la grabación de los minutos previos cuestiona la imparcialidad de la juez

Actualizado 15/11/2010 15:42:53 CET

El acusado había sido condenado a nueve meses de prisión por dejar una deuda de 2.125 euros en el Hotel Real

SANTANDER, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Cantabria ha anulado un juicio porque la grabación en DVD de los minutos previos provocaba dudas sobre la imparcialidad de la juez, la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Santander, Susana Bella.

Este órgano había condenado a nueve meses de prisión por un delito de estafa al acusado, J.G.L., quien en febrero de 2002 se marchó del Hotel Real de Santander sin haber pagado los 2.125 euros de factura por los días que permaneció alojado en este establecimiento junto a su madre.

El acusado recurrió contra este fallo alegando varios motivos. La mayoría son rechazados por la Audiencia Provincial de Cantabria, pero en uno de ellos el condenado aludió a la posible falta de imparcialidad de la juzgadora.

Para ello se basó en que en el DVD del juicio se grabaron por error ocho minutos previos al propio acto. "Alguien debió apretar el botón de inicio sin apercibirse de ello", ofrece como explicación el magistrado Agustín Alonso Toca.

En esos ocho minutos se grabaron conversaciones como la del abogado de la empresa del Hotel Real, o las de la defensa del acusado y el Ministerio Fiscal.

La mayor parte de este grabación "carece de interés a todos los efectos", pero entre los minutos cinco y ocho se recogen testimonios del Fiscal, la secretaria y la juez, quien, en los minutos 5.47-5.50, 6.17 y 6.50 hace comentarios que "pudieran poner" --la Sala enfatiza el subjuntivo, aseverando que no quiere decir que "lo pongan"-- en entredicho su imparcialidad por tener ideas preconcebidas sobre el fallo, que no vienen recogidas en esta sentencia.

La Audiencia remarca que la imparcialidad del juez debe presumirse, y las sospechas sobre ella, probarlas, además de afirmar que en esta materia "las apariencias son muy importantes" porque lo que "está en juego" es la "confianza" que inspiran los tribunales en los ciudadanos.

En este caso, la sospecha del acusado está "objetivamente justificada" en la grabación, de la que se desprende que tenía opiniones basadas en un contacto previo con el contenido del caso.

Y por este motivo la Audiencia de Cantabria, para proteger el derecho del acusado a un juicio justo, anula el juicio del Penal número 1 y ordena repetirlo con un juez distinto a Susana Bello.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies