Aparecen un centenar de conejos muertos sin comida ni agua en una nave en Suances

Nave conejos
GUARDIA CIVIL
Publicado 12/05/2017 11:08:45CET

Se investiga a un hombre por un delito de maltrato animal

SANTANDER, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Cantabria ha localizado en una nave situada en la localidad de Suances a un centenar de conejos muertos que se encontraban encerrados en jaulas sin comida ni agua. El titular de la explotación, un hombre de 28 años y vecino de Maliaño, está siendo investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) encontraron en la nave 64 jaulas y en su interior 70 conejos muertos, algunos de ellos totalmente descompuestos, así como un arcón, cuatro bolsas de basura y un saco con más conejos en estado de putrefacción, por lo que no pudieron ser contabilizados.

En el suelo de la nave había una gran cantidad de excrementos y suciedad acumulada, detectándose la presencia de roedores, según han informado este viernes fuentes del instituto armado.

El Seprona tuvo conocimiento el pasado 5 de mayo de la existencia de una nave en la que podría haber una explotación de conejos, algunos de ellos muertos.

Tras comprobar que así era, los agentes solicitaron la presencia en el lugar de los servicios veterinarios del Gobierno de Cantabria, a la vez que se contactó con la persona que tenía alquilada la nave para que se personara, pero no pudo acudir por carecer de medios.

Ante la posibilidad de que algún animal estuviera vivo, los agentes buscaron la manera de entrar en la nave, consiguiéndolo por una de las puertas. En el interior, no encontraron comida para los conejos, comprobando, además que también carecían de agua, ya que la llave de paso de la instalación de suministro a las jaulas estaba cerrada.

En la nave había gran cantidad de jaulas vacías y materiales para el montaje de las mismas. Además de los 70 conejos ya muertos, se localizó a dos que todavía estaban vivos, y a los que los agentes les dieron agua murieron posteriormente debido a su estado.

Asimismo, se encontró una cantidad indeterminada de estos animales en estado de putrefacción, unos en un arcón que se encontraba en el exterior de la nave, y que no estaba conectado a la corriente eléctrica, y otros repartidos en cuatro bolsas de basura y un saco. Se calcula que, sumados a los hallados en las jaulas, el número de conejos muertos sería cercano a los 100.

Los servicios veterinarios del Gobierno levantaron acta de los hechos y dieron aviso al servicio de recogida de animales muertos para su retirada.

Las gestiones realizadas permitieron comprobar que el titular de una explotación en ese lugar era un vecino de Maliaño que estaba autorizado para ganado ovino, caprino y conejos, figurando así mismo como responsable de los animales a efectos de bienestar animal.

Con esa información, el pasado día 9 los efectivos del Seprona instruyeron diligencias a este hombre en calidad de investigado como presunto autor de un delito de maltrato animal.

Igualmente, elevaron un informe denuncia dirigido a la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria, al entender que el individuo ha contravenido la Ley de protección de animales de Cantabria por la falta de alimentos, agua y cuidados a los mismos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies