ARCA pide que no se permita edificar en rústico

 

ARCA pide que no se permita edificar en rústico

Actualizado 22/06/2017 19:44:56 CET

   Pide la prohibición de los PSIR y que sea una entidad regional de Medio Rural la competente en la gestión del suelo rural

   SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación en Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA) reclama la "prohibición absoluta" de edificar en este tipo de suelo, incluido el denominado 'de protección ordinaria' o 'sin protección' y critica que el proyecto de la conocida como 'ley del suelo' elaborado por el Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) "abre aún más las posibilidades de construcción en todo tipo de terrenos rústicos independientemente de su protección".

   Esta es una de las peticiones que ha trasladado esta asociación conservacionista en un documento en el que realiza sugerencias, propuestas y comentarios sobre este proyecto de ley, que, según explicó el pasado lunes en el Pleno del Parlamento la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, que tiene las competencias en materia de urbanismo y ordenación del territorio, se encuentra ya en su última fase antes de ser aprobado en Consejo de Gobierno e iniciar su tramitación parlamentaria.

   A juicio de ARCA, el proyecto es un "copia y pega que no sirve ni se adapta a las sigulares peculiaridades del territorio de Cantabria", que, además "disemina" los impactos y "desnaturaliza profundamente la naturaleza y las posibilidades de gestión ordenada" del suelo rústico de la comunidad autónoma.

   Sobre este proyecto, ARCA plantea 13 propuestas, entre la que figura que la gestión del suelo rural sea competencia de una entidad regional dependiente de la Consejería de Medio Rural y se deje solo a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU), que depende de la gestión del urbano.

    ARCA sostiene que el suelo rústico" constituye una "reserva para garantizar la sostenibilidad del sistema" y es un "patriminio de interes social y vital a conservar y proteger", por lo que considera que se debe dejar de articular o gestionar "desde el urbanismo".

   En su opinión, hay que "abordarlo con políticas agrícolas, forestales, naturales, ecológicas, paisajísticas y culturales".

   En su opinión, y así lo traslada en una de sus propuestas, "la mejor manera de tratar y conservar el territorio rural de Cantabria es que tenga una actividad y una función positiva ligada a la naturaleza y actividades propias del medio rural y presididas por las políticas rurales, globales, integrales, innovadoras e integradoras en la Unión Europea acordadas en la Conferencia Europea de Cork sobre el desarrollo rural" y que --dice-- "no tienen absolutamente nada que ver con el urbanismo".

    "Nada bueno puede aportar directamente el urbanismo para resolver la problemática del suelo rural de Cantabria", ha señalado ARCA, que considera que "lo lógico" sería que la legislación urbanística "esperase" a que el Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT) de Cantabria "fije claramente las directrices de ordenación para el inmenso espacio rural de Cantabria, definiendo un modelo rural sostenible e innovador".

   Sostiene que de la ley del PROT "debe de colgar" la legislación urbanística ya que, según sostiene, "el problema del suelo rural de Cantabria no es urbanístico, sino de pura estrategia de desarrollo rural y regional".

   Entre otras propuestas relacionadas con el suelo rural, se pide prohibir por ley su fraccionamiento o división o no permitir la construcción en él de "toda construcción" que "no tenga que ver con actividades propias del suelo rural". "Si algún ayuntamiento necesita crecer, que cree suelo urbanizable", ha reclamado.

   ARCA también pide que no se construyan polígonos industriales o comerciales en suelo rústico.

   Y también mancomunar la ubicación de polígonos industriales o instalaciones productivas, comerciales o de servicios en suelos ya degradados, y situarlos estratégicamente, para impedir la ocupación de más suelo rústico y "evitar y corregir la tendencia de dispersión, derroche económico y ambiental, y visión localista" que, a su juicio, tienen los ayuntamientos.

   Además, pide obligar tanto en los municipios como a nivel regional a dejar amplias superficies de suelo como reserva de suelo de ordenación.

   Eliminar la figura del Plan Singular de Interés Regional (PSIR) y que se publiquen en el Boletín Oficial de Cantabria, con plazo de alegaciones y recurso, cualquier autorización de la CROTU o el Consejo de Gobierno para construir en suelo rústico son otras de las propuestas de ARCA.

   La asociación conservacionista pide incorporar a la conocida popularmente como ley del suelo la prohibición de alterar o construir en suelos de alto valor agrológico, recogidos en el mapa que la Universidad de Cantabria ha realizado al respecto.

   Dentro de esta propuesta, plantea incorporar igualmente el mapa de suelos de la FAO, y el mapa existente de vegetación potencial.

   Además, reclama la prohibición de construiren vegas fluviales en zonas potencialmente afectables por los ciclos de inundación del régimen hídrico, así como en zonas de excepcional fertilidad agrológica.

   Y también habilitar una nueva forma de gestión que "no esté basada en la mera superficie del suelo que un agente inmobiliario pueda poseer o adquirir".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies