Arca dice que Mazón ha repartido 250.000 ? para "fomentar la especulación en suelo rústico"

Actualizado 20/10/2010 18:49:12 CET

SANTANDER, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La asociación ecologista ARCA denuncia que el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, va a repartir 250.000 euros entre 34 ayuntamientos para "fomentar la especulación urbanística en suelo rústico de toda Cantabria, incluyendo zonas protegidas por el Plan de Ordenación del Litoral (POL)".

La agrupación se ha referido así a las ayudas que distribuirá la Consejería para ayudar a los ayuntamientos a redactar Catálogos de Edificaciones en suelo rústico, en cumplimiento de la modificación de la Ley del Suelo aprobada por PP, PSOE y PRC, para "permitir el cambio a usos residenciales de cuadras y cabañas aisladas".

En un comunicado, ARCA recuerda que el Gobierno y los grupos parlamentarios aseguraron que esta modificación iba dirigida a desbloquear el crecimiento de los pequeños núcleos rurales del interior de Cantabria que no contaban con planeamiento urbanístico propio. Sin embargo, "desde el primer momento" la asociación afirmó que "mentían" y que su "único objetivo" era "extender la especulación urbanística a los suelos rústicos de toda la región".

"Prueba de que ARCA tenía razón es que más de la mitad de los ayuntamientos subvencionados ahora por Mazón disponen de planeamiento urbanístico en vigor y que algunos de ellos ya han protagonizado crecimientos desaforados e insostenibles, como Cartes, Ampuero o Meruelo", argumenta la asociación.

Pero, a su juicio, "la prueba más evidente" de que el Gobierno y el Parlamento de Cantabria "mienten al pueblo que dice representar" es que "9 de los 34 ayuntamientos subvencionados son costeros e integrados en el ámbito POL".

De esta forma, "el conjunto de los cántabros vamos a financiar a los alcaldes de Noja, Bareyo y Marina de Cudeyo, entre otros, para que puedan proyectar aprovechamientos residenciales en zonas incompatibles por sus valores ambientales o paisajísticos".

ARCA recuerda que el POL únicamente permitía la construcción de viviendas en suelo rústico a partir de los pequeños núcleos de población y exigía para ello la previa aprobación de un Plan General de Ordenación Urbana y que el crecimiento se hiciese a escala del núcleo preexistente y en dirección contraria a la costa.

"Ahora estas directrices han sido destruidas por el consejero José María Mazón, que sigue consolidándose como el mayor enemigo del territorio y el medio ambiente de Cantabria".