Asociaciones de mujeres recogerán firmas para que la calle General Dávila se llame '8 de marzo'

Publicado 06/03/2017 12:09:14CET

SANTANDER, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las 14 asociaciones y colectivos de mujeres integrados en la Comisión 8 de Marzo han iniciado una campaña de recogida de firmas para cambiar el nombre de la avenida General Dávila por el de '8 de marzo', y de la calle Columna Sagardía por 'Las rederas'.

El Ayuntamiento de Santander ha aprobado modificar los nombres de 27 calles en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y la Comisión 8 de Marzo ha realizado esta propuesta para los dos citados viales sin haber obtenido respuesta municipal.

La iniciativa nació hace un año y se ha traslado a los grupos políticos municipales --no a la comisión de estudio, cuyos miembros desconoce y por tanto, si hay mujeres en ella-- y hace tres semanas a la alcaldesa, Gema Igual, que "la desconocía", según el colectivo, que recogerá firmas de apoyo durante la manifestación que ha organizado el 8 de marzo desde Numancia hasta la plaza consistorial, que pretende ser "un clamor de toda la sociedad contra los 'feminicidios'" y que reclamará un pacto de estado contra la violencia de género.

Así lo ha anunciado hoy la portavoz de la Comisión 8 de Marzo, Ana Bolado, en una rueda de prensa en que la ha subrayado que solo el 7% de las calles de Santander tienen nombres de mujeres ilustres frente al 47% de hombres, con lo que la ciudad "no parece acogedora con el 50% de la población", en su opinión.

Bolado ha explicado que la Comisión 8 de Marzo se dirigió a la Comisión de Cultura del Ayuntamiento hace un año para exponer su puesta y les dijeron que "estaban en ello", pero "no hay manera de que los grupos políticos lleguen a un acuerdo de los nombres, cuando nosotras tenemos consenso con estos dos", ha subrayado.

En este sentido ha precisado que quieren llamar '8 de marzo' a la calle más largas de la ciudad como reconocimiento del trabajo reivindicativo de esa fecha, desde hace más de un siglo, en favor de los derechos humanos de las mujeres y los niños.

"Nos dicen que por qué hemos elegido la calle más larga de la ciudad... Pues por eso, porque viven en ella muchas mujeres trabajadoras y muchas mujeres que trabajan cuidado a otras personas, lo que antes se llamaba 'sus labores', y nos parece que eso honra su trabajo, su vida y su dignidad", ha destacado Bolado, que ha negado que el cambio de nombre sea "problemático" ya que se limita a cambiar las placas de la calle, "como se hizo con General Mola, que ahora se llama Ataulfo Argenta".

Y quieren llamar 'Las rederas' a la calle de Castilla-Hermida ubicada frente al lugar donde las mujeres cosían las redes y cuidaban a los niños, una tarea que "no era reconocida como una profesión ni como un empleo".

Este 8 de marzo, el colectivo de mujeres recogerá firmas por Santander --los formularios también están disponibles en Facebook-- en apoyo de una propuesta "que creemos que es de consenso", ha insistido la portavoz.

PACTO E INCUMPLIMIENTO EN CANTABRIA

Por otro lado, en relación con el pacto de estado contra la violencia de género, la representante de la Asociación Consuelo Bergues, María Ángeles Ruiz-Tagle, ha opinado que la ley integral actual "no se debería tocar" puesto que hay otras "herramientas legales" para afrontar el problema, si bien ha denunciado que "la atención integral a la víctima no se está aplicando".

Así, una de las reivindicaciones a incluir en el pacto de estado es la consideración de los menores como víctimas de violencia de género, por lo que deberían estar protegidos y pensionados como tales "ya que son huérfanos".

Bolado ha abundado en que "no hace falta cambiar la ley sino que es cuestión de voluntad política", mientras que Ruiz-Tagle ha afirmado que en Cantabria la ley de protección de la infancia y adolescencia recoge a los niños como víctimas pero "se está incumpliendo" porque "no se aplica en su totalidad".

A su juicio, la desigualdad de la mujer está produciendo la violencia de género por lo que es necesario un cambio "integral", incluido de formación y judicial.

La asociación Consuelo Bergues ha atendido casi 9.000 casos de víctimas de violencia de género en sus 23 años de existencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies