El Ayuntamiento asegura que cerró 2017 con un superávit de 23,8 millones

Publicado 21/03/2018 17:49:42CET

El Consistorio también destaca la nueva reducción del endeudamiento, hasta "mínimos históricos"

SANTANDER, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha asegurado este miércoles que cerró el año 2017 con un superávit de 23,8 millones de euros, y ha destacado al respecto que también las sociedades municipales arrojaron balances positivos, sumando en total un superávit de 26,3 millones para el conjunto de la administración municipal.

Así se refleja, indica el Consistorio, en la liquidación presupuestaria del ejercicio, de la que se dará cuenta en el próximo Pleno de la Corporación (previsto para el 29 de marzo) y que muestra también una "nueva reducción" del nivel de endeudamiento, hasta "mínimos históricos".

Según ha explicado en un comunicado la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, el Ayuntamiento santanderino "vuelve así a generar superávit", que podrá destinarse -como ha apuntado- tanto a seguir rebajando la deuda, como a la financiación de nuevas inversiones en la ciudad.

En este sentido, la edil ha recordado que en los últimos cuatro años se han impulsado más de 40 obras en la capital cántabra, por importe de unos 54 millones de euros, "gracias al superávit", que revierte así en los ciudadanos en forma de más y mejores dotaciones.

Entre los proyectos ejecutados con cargo al superávit, González Pescador ha destacado la reordenación de la plaza de las Estaciones, el nuevo depósito de vehículos de Ojaiz, el parque de La Remonta, las rampas mecánicas de Vista Alegre, la conexión peatonal de la Peña del Cuervo o la mejora de la accesibilidad del Mercado de la Esperanza.

Asimismo, ha señalado que se han abordado "importantes" proyectos de renovación urbana como los de La Albericia, la Cuesta de la Atalaya o Los Acebedos, los que están en marcha, entre otras, en la calle Profesor Jiménez Díaz, y los que comenzarán "en breve" en otros puntos, como los grupos San Francisco y San Luis.

La reinversión del superávit también ha permitido poner en marcha sucesivos planes de asfaltados, tanto en los barrios de la ciudad como en otros viales del casco urbano, y es también -ha recalcado- la que permite financiar próximas actuaciones como el plan de mejora de pistas deportivas o la mejora de los centros cívicos Callealtero y Eulalio Ferrer, ha resaltado.

REMANENTE Y DEUDA

Por otro lado, la liquidación presupuestaria de 2017 refleja un remanente de tesorería a final de año de 42,9 millones de euros y una nueva reducción de la deuda bancaria, que se situó en 94,8 millones de euros, lo que representa un nivel de endeudamiento del 48,65 %, muy por debajo del límite legal del 110 %.

Por lo que respecta al grado de ejecución del presupuesto, el pasado año se ingresaron cerca de 204,3 millones de euros, superando las estimaciones iniciales y alcanzando un grado de ejecución del 104%.

Ese aumento de los ingresos se explica, entre otras razones, por "un mayor dinamismo económico en general y en el sector de la construcción en particular", que se tradujo en "mayores recursos" por conceptos como el Impuesto de Actividades Económicas, el de Construcciones o las licencias de obra.

En cuanto a los gastos, ascendieron a 158,2 millones de euros, con una ejecución superior al 81% con respecto a las previsiones iniciales. Según ha explicado González Pescador, en esta materia se produjeron "importantes ahorros" en los gastos financieros por los bajos tipos de interés, mientras que en el capítulo de inversiones, además de los ahorros en las adjudicaciones, parte de los compromisos computarán en el actual ejercicio, al haberse alargado la tramitación administrativa.

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

En términos de estabilidad presupuestaria, la edil ha señalado que Santander "cumplió con el objetivo de déficit", al cerrar el presupuesto con superávit.

Y en cuanto al techo de gasto, en 2017 "se sobrepasó", entre otros motivos -ha indicado- por el "cómputo íntegro" en este ejercicio a efectos contables del contrato de renting de los nuevos autobuses del TUS, aunque el pago se materializará "en diez anualidades".

También han influido, según la responsable del ramo, las incidencias que demoraron el reconocimiento de algunas facturas a finales de 2016, lo que impidió computar el gasto en dicho ejercicio y condicionó el techo para este año, al tomar como referencia una cifra de gasto menor de la que venía siendo habitual en los últimos ejercicios.

Se trata, por tanto, de "factores coyunturales", por lo que no afectarán al cumplimiento de las reglas de estabilidad presupuestaria para ejercicios sucesivos, tal como ha precisado la concejala.

De hecho, ha explicado que el Ayuntamiento ya se ha dirigido al Ministerio de Hacienda de cara a la elaboración del correspondiente Plan Económico-Financiero y desde el Ministerio se ha indicado que si la previsión es cumplir con el objetivo de estabilidad en 2018 y 2019 no se requiere incluir ninguna medida extraordinaria en dicho plan.

Además, González Pescador ha agregado que, sumado todo el periodo 2013-2017, el Ayuntamiento de Santander se mantiene dentro del límite de gasto, ya que en ejercicios anteriores no se llegó a alcanzar el techo, lo que supondría cumplir con el principio de estabilidad a lo largo de un ciclo de cinco años, tal como los interpreta la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF).

COMISIÓN DE ECONOMÍA

Con carácter previo al próximo Pleno, en el que se dará cuenta de la liquidación de 2017, la concejala ha indicado que se reunirá también la Comisión de Economía, en la que se propondrá el reconocimiento de facturas por servicios y trabajos prestados al Ayuntamiento en cuya tramitación han surgido diversas incidencias.

Dichos gastos, --que se acompañan de informes de los distintos departamentos municipales que justifican las razones y condiciones de prestación de dichos servicios--, corresponden, entre otros conceptos, a servicios postales para notificaciones del área de gestión tributaria, a suministros de combustible para la flota del TUS, y al coste de incorporación definitiva a la flota de este servicio de 8 autobuses una vez finalizado el periodo de renting.

Su pago con cargo a este expediente se debe, en unos casos, a que los servicios prestados por las empresas suministradoras "superaron los inicialmente contratados por causas imprevistas" y, en el caso de los autobuses, a que "no se tramitó un acuerdo de adquisición de los vehículos", al considerar suficiente ejecutar la cláusula en tal sentido prevista ya en el contrato inicial.

Por último, también se dará cuenta en la Comisión de un informe sobre los cambios adoptados, por necesidades de la obra, en algunos materiales y soluciones constructivas del proyecto del nuevo Centro Cívico de Cazoña, que "no afectan" al coste final de la actuación.