Ayuntamiento estudia remodelar la Plaza Mayor y semipeatonilzar calles adyacentes

Publicado 21/03/2015 11:11:37CET

El Estudio afecta a la Plaza Gilberto Quijano, y las calles F. Quijano (Ancha), Carrera, Francisco Díaz, Joaquín Hoyos y Consolación

TORRELAVEGA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Torrelavega trabaja en la remodelación de la Plaza Mayor, estudio que incluiría la semipeatonalización de calles adyacentes.

La concejalía de Urbanismo y Vivienda, que dirige Jose Otto Oyarbide, esta analizando varias alternativas posibles de rediseño urbano del centro de la ciudad, en las que la citada plaza, y las calles del entorno, mejoren el tránsito de peatones en una de las zonas más comerciales de la capital del Besaya.

"El centro de la ciudad puede mejorar con un nuevo diseño de la Plaza Mayor y la semipeatonalización o peatonalización de alguna de las calles adyacentes", ha señalado el edil, para apuntar que en Urbanismo están estudiando las diferentes alternativas para que el Ayuntamiento tenga definido un plan de futuro "a corto plazo".

La Plaza Gilberto Quijano, comúnmente denominada Plaza Mayor, tiene una extensión de 1.500 metros cuadrados, y en la actualidad cuenta con un templete ubicado en la parte izquierda de la misma.

Su actual aspecto data de 1994, año en que fue remodelada, bajo el mandato de José Gutiérrez Portilla, por la empresa local SIEC, siguiendo el proyecto del estudio de arquitectos de Miguel Álvarez de Eulate, por el que recibieron varios premios.

Uno de los principales problemas planteados por los ciudadanos, con el paso del tiempo es el de las numerosas escaleras que en su delimitación por Jose María Pereda tiene.

El objetivo es "hacer una plaza más accesible para todos los ciudadanos, que pueda ser cruzada en toda su extensión sin subir ni bajar escaleras", apunta el titular de Urbanismo. "En definitiva -agrega- una plaza que invite a transitar por ella, una plaza revitalizada para jóvenes y mayores".

El estudio también contemplará la semipeatonalización o peatonalización parcial de las calles F. Quijano (Ancha), Carrera, Francisco Díaz, Joaquín Hoyos, a ambos lados de la plaza y con una extensión de 280 metros lineales; y la peatonalización completa del último tramo de la calle Consolación, hasta la calle Conde Torreanaz, actuación esta última muy demandada por los comerciantes.

"Estamos valorando la posibilidad de convertir estas calles en peatonales, reguladas temporalmente con bolardos retractiles automáticos. Por ejemplo podrían cerrarse al tráfico los fines de semana, cerrando el paso de vehículos", apunta Oyarbide para finalizar.