El Ayuntamiento finaliza la recuperación del Panteón del Inglés

Rehabilitación Del Panteón Del Inglés
SANTANDER
Actualizado 01/10/2011 12:11:32 CET

SANTANDER, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha finalizado la ejecución de los trabajos de recuperación del Panteón del Inglés, una edificación centenaria que constituye uno de los elementos característicos del barrio de Cueto.

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha comprobado el resultado de las obras de recuperación que ha llevado a cabo la Escuela Taller en este espacio, situado junto a los acantilados del pago de Piedras Mochas, al oeste del Faro de Cabo Mayor, y del Puente del Diablo.

"Seguimos poniendo en valor aquellos elementos que, por unas u otras razones, forman parte de la historia de la ciudad y, en este caso, lo hacemos, además, contribuyendo a que jóvenes santanderinos mejoren su formación y sus posibilidades de encontrar un puesto de trabajo", remarcó De la Serna.

El Ayuntamiento de Santander inició, a finales de julio, los trabajos de recuperación de este espacio, a cargo de la Escuela Taller, que han consistido en la mejora y pintado de las fachadas, así como de la puerta de forja de la entrada, y la colocación de una nueva cerradura, al deteriorarse la anterior por la fuerte exposición al clima salino de la zona.

La VII Escuela Taller cuenta con una treintena de alumnos que, desde el pasado mes de diciembre, se forman a través de un programa que alterna el trabajo real con la formación teórico-práctica en las especialidades de albañilería, carpintería, jardinería y pintura.

El programa de formación y empleo, promovido por el Consistorio santanderino, en colaboración con el Gobierno de Cantabria y el Fondo Social Europeo, está dirigido a personas desempleadas, con edades comprendidas entre los 16 y 24 años, y tiene una duración de dos años.

También se oferta formación básica obligatoria, en aquellos casos en que sea necesario, seguridad e higiene en el trabajo, informática, igualdad de oportunidades o sensibilización ambiental.

En los últimos meses, técnicos, monitores y alumnos-trabajadores de la VII Escuela Taller han acometido importantes obras de acondicionamiento en la Plaza de Toros de Santander, así como las instalaciones del Instituto Municipal de Deportes.

Asimismo, han ejecutado la recuperación de los bajos del Sardinero, donde colocaron azulejos ornamentales con imágenes de carteles y postales de principios de siglo, y la restauración del Parque de Mataleñas, que consistió en la mejora del entorno del invernadero, la reconstrucción de una de sus puertas originales de acceso, así como la colocación de una fuente.

La VII Escuela Taller también ha actuado en la antigua fuente de la Romera, en Monte, y en la restauración del lavadero de Fumoril, en Cuento.

HISTORIA DEL PANTEÓN DEL INGLÉS

El Panteón del Inglés fue encargado y costeado para honrar la memoria de William Rowland Hill, por su amigo José Jackson Veyán, jefe de las instalaciones telegráficas del semáforo de Cueto desde 1877 a 1909 y famoso poeta y escritor dramático de la época, autor de más de doscientas piezas, fundamentalmente zarzuelas y comedias para el teatro.

William, que era amigo de José desde la infancia, le visitaba asiduamente durante los meses de verano.

Un día de septiembre de 1889, cuando cabalgaban junto al acantilado, el estruendo de un golpe de mar sobre las rocas asustó al caballo de William, derribándole.

A consecuencia de la caída sufrió un fuerte golpe en la cabeza, que le produjo la muerte instantánea.

Meses después del accidente, José Jackson encargó la construcción del panteón en memoria de su amigo, al maestro cantero Serafín Llama Solar, autor de importantes obras en la ciudad, como el Palacio Pardo o la torre de la iglesia de los Jesuitas entre otros. Las obras finalizaron en 1892.