Bezana limita el techo de crecimiento de población del PGOU hasta que se legalice el bitrasvase

 

Bezana limita el techo de crecimiento de población del PGOU hasta que se legalice el bitrasvase

Publicado 02/05/2017 18:27:25CET

   SANTA CRUZ DE BEZANA, 2 May. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Bezana ha aprobado este martes limitar transitoriamente el crecimiento poblacional del municipio previsto en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a los recursos hídricos propios y disponibles en el municipio, hasta la legalización del bitrasvase del Ebro.

   En una sesión extraordinaria, la propuesta ha salido adelante con los votos favorables de los concejales del equipo de gobierno (PSOE, PRC, ADVI e IU-Ganemos), la abstención del PP y el voto en contra de Ciudadanos.

   Esta delimitación es un trámite planteado por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) y la Dirección General de Urbanismo del Gobierno de Cantabria al Ayuntamiento tras la sentencia que anuló el PGOU de Santander.

   Con esta medida, el techo de crecimiento quedará fijado, de forma transitoria, en torno a 30.000 habitantes frente a los 41.000 previstos en el PGOU, según ha detallado el equipo de Gobierno.

   Tras este trámite, el documento urbanístico será remitido de nuevo a la CROTU para que pueda proceder a su aprobación definitiva, a falta de un informe de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC).

   Se trata de un ajuste previsto en el plan general mientras se resuelve la legalidad del bitrasvase del Ebro, que abastece a la Autovía del Agua y que en el futuro sí podrá garantizar la totalidad del crecimiento urbanístico previsto en el PGOU.

ACCESOS A COVACHOS EN SOTO DE LA MARINA

   En esta sesión plenaria también se ha aprobado, con los votos favorables del equipo de gobierno y el PP y la abstención de Ciudadanos, el proyecto que la Demarcación de Costas de Cantabria ha elaborado a petición del municipio para crear un nuevo acceso peatonal a la playa de Covachos, prácticamente inutilizable desde los temporales de 2012.

   Se trata de una intervención mínima que busca garantizar la seguridad en el acceso a la playa, de la que el Consistorio se hará cargo de su conservación y mantenimiento.

   Por último, el pleno ha aprobado el pago de unas facturas pendientes de 2016, que han entrado en el registro este año y que ascienden a 1.800 euros, y ha aprobado de forma inicial el expediente de expropiación por tasación conjunta para la ejecución de un proyecto de saneamiento en las calles Arenal y La Torre de Mompía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies