Botella ve "imprescindible" la financiación en ciberseguridad para "garantizar el Estado de Derecho"

Secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, en un curso sobre ciberseguridad
EUROPA PRESS
Publicado 11/07/2018 15:47:05CET

La secretaria de Estado de Seguridad recuerda que este año habrá una nueva Estrategia en Ciberseguridad que actualizará la del 2013

SANTANDER, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Ana Botella, ha defendido este miércoles en Santander que la financiación, vía Presupuestos Generales del Estado (PGE), en ciberseguridad es "imprescindible" para "garantizar el Estado de Derecho" y la prestación de los servicios básicos como la Sanidad o las infraestructuras críticas.

Gómez ha participado en la clausura del encuentro 'Defensa de los Estados democráticos en el ciberespacio' en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), un acto en el que ha recordado que este año habrá una nueva Estrategia en Ciberseguridad que actualice la del año 2013 y que estará "muy al día". Además, ha señalado que la semana que viene se reunirá el Consejo de Seguridad Nacional para avanzar en este sentido.

La secretaria de Estado de Seguridad ha defendido que, "por muy difícil" que sea el escenario presupuestario, "hay que hacer un hueco" para la ciberseguridad porque es "una inversión" y una "necesidad prioritaria".

Es más, ha alertado de que "si las redes no son seguras" y no se atienden "las vulnerabilidad que no sabemos de dónde pueden venir difícilmente" se garantizarán esos servicios básicos.

En materia de ciberseguridad, Botella ha defendido que no se trata "solo" de perseguir el delito sino que ha resaltado que el objetivo o meta final es la "defensa de los Estados democráticos", de "nuestro estilo de vida" y del "Estado de Derecho".

Por otra parte, ha explicado que que de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional y, en concreto, de la ponencia sobre ciberseguridad, saldrá una serie de conclusiones que ayudarán a "tomar conciencia" de la importancia de este ámbito y a "impulsar" y "guiar" al Ejecutivo de cara a establecer "prioridades" que deben a acabar traduciéndose en "prioridades económicas".

Botella ha defendido que para el Ministerio del Interior español el ciberesapcio es un ámbito "claramente" a proteger y ha asegurado que hará "todo lo posible" para que en los PGE haya más financiación en ámbitos como la formación de los profesionales que luchan contra la ciberdelincuencia.

A este respecto, ha apuntado que en el Ministerio del Interior son "plenamente conscientes" de la necesidad de dotar con más medios materiales y humanos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tanto en formación como en nuevas especialidades, del tal forma que ha indicado que el Ministerio está en "primeras conversaciones" para que estas fuerzas trasladen sus "necesidades" y después "priorizar".

Sin embargo, ha añadido que "no se puede prometer" más inversión porque "no podemos gastar todo lo que quisiéramos".

Aunque ha reconocido que hay cuestiones que hay que "mejorar", ha reivindicado que también "hay que disfrutar" de los avances que en esta materia se han hecho en los últimos años, incluyendo de esta manera las políticas del anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy (PP).

En este sentido, ha asegurado que el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, con Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior, "mejorará y progresará" en esta línea.

"EN ESPAÑA VAMOS ATRASADAOS", POR LO QUE HAY QUE "PONERSE LAS PILAS"

Botella también ha explicado en esta clausura que en materia de ciberseguridad Europa va a una "velocidad diferente" y que "se ha puesto las pilas" con la nueva estrategia común del año 2017 para hacer frente a las "nuevas amenazas" cibernéticas alineando a todos los países, un aspecto en el que la secretaria de Estado ha valorado que "es bueno" poner en común las políticas nacionales.

Así, considera que el enfoque establecido en la estrategia de la UE es "alentador" porque supone un intento de cooperación y colaboración generando un "ámbito único" en ciberseguridad, pero ha reconocido que "en España vamos atrasados".

En este sentido, ha señalado que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, "nos puso firmes" por el "retraso" en la transposición de Directivas europeas.

Por este motivo, ha afirmado que es "importante ponerse las pilas" porque de lo contrario, "puede ocasionar unas multas importantes" para nuestro país.

Al tiempo que ha comentado que Grande-Marlaska ya dio instrucciones para que haya un Plan Director de Ciberseguridad, Botella ha recordado algunos datos de pérdidas ocasionados por la ciberlincuencia.

En concreto, la secretaria de Estado ha hecho referencia a cifras que indican que hasta 500 millones de consumidores se ven afectados cada año por el cibercrimen, con unas pérdidas de entre 300.000 millones y un billón de dólares. "Es un agujero negro", ha rematado.

En cuanto al ataque del 'ransomware' 'WannaCry' del año pasado, ha recordado que afectó a más de 400.000 ordenadores en más de 150 países, que colapsó el sistema sanitario británico, mientras que en nuestro país afectó "de manera limitada" y a las 17.00 horas había una "vacuna" descargada por 700.00 usuarios "y tres gobiernos extranjeros", por lo que ha defendido que este hecho "da idea" de la capacidad de respuesta que tiene España.

"ESCRUPULOSO CUMPLIMIENTO" DE LA LEY

Durante su intervención, Botella también ha querido lanzar un mensaje de "confianza" en materia de protección de la privacidad en la lucha contra la ciberdelincuencia y ha defendido que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son "absolutamente escrupuloso" en el cumplimiento y respeto de las leyes y que "siempre" se trabaja siguiendo las órdenes judiciales.

De hecho, ha advertido de que en el Ministerio del Interior "no gusta" que se difunda que "todo vale" en la lucha contra la ciberdelincuencia y ha puesto de relieve que si alguien se sale del marco de la Ley, se le "persigue".

Botella ha felicitado a la Guardia Civil por organizar este encuentro porque opina que es una "excelente" iniciativa que "sitúa el pabellón de la Guardia Civil en un lugar muy alto" por su nivel de "excelencia" y ha apelado a la "responsabilidad" de todos los agentes, desde públicos hasta privados, pasando por la sociedad civil.