Buruaga considera "dramático" que "el PRC dé mayor dimensión política a una colilla que a un parado cántabro"

María José Sáenz de Buruaga en el Parlamento cántabro
EP/PP
Actualizado 22/10/2010 21:00:32 CET

Considera de "ciencia ficción" el relato de los hechos realizado por Revilla, porque del vídeo "se desprende que se lo ha inventado todo"

SANTANDER, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria autonómica del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha considerado "dramático" que "el PRC dé mayor dimensión política y se preocupe más por una colilla que por cualquiera de los 40.000 parados cántabros" o cada una de las familias de la región "que pasan extremas dificultades para llegar a fin de mes".

Además, ha opinado que "la marcha atrás dada" por el Grupo Regionalista al retirar su pregunta sobre lo sucedido con el puro del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, "confirma que era un montaje desesperado, de alguien igualmente desesperado, y que todo forma parte de la estrategia de un presidente fracasado que no tiene nada que ofrecer a los cántabros".

En un comunicado, la dirigente 'popular' ha calificado como "muy grave" el hecho de que Revilla "se dedique a describir, con la imaginación propia de un guionista de ciencia ficción, unas imágenes a las que no ha tenido acceso y de cuyo visionado se desprende que se lo ha inventado todo sin ningún tipo de recato". A su juicio, "está rizando el rizo del ridículo y dando un ejemplo penoso de descontrol personal".

Sáenz de Buruaga ha explicado que el PP "no se opuso" a que los miembros de la Mesa del Parlamento "tuvieran acceso al vídeo donde se puede ver el humilde acto de Ignacio Diego de retirar una colilla de donde algún maleducado la dejó".

Ahora, cree que "regionalistas y socialistas deben corresponder a esa transparencia del PP y remitir al Grupo Popular las 40 páginas arrancadas de la auditoría de Cantur y los Libros Mayores de Sodercan", información que, según señala, "viene siendo sistemáticamente negada por el Gobierno alegando la protección de datos personales y que impide que los cántabros conozcan los sueldos y gastos astronómicos que se realizan en tales empresas públicas regionales".

"Eso no son brasas de colillas, sino un verdadero incendio que devora los impuestos que pagamos los cántabros para que algunos vivan como marajás sin ningún pudor", recalca Sáenz de Buruaga.

Desde su punto de vista, "eso sí que tiene trascendencia para el interés general de los ciudadanos de Cantabria, no para el interés y recreo particular de los diputados regionalistas que, al parecer, no tienen otra actividad que realizar al servicio de la comunidad".

La secretaria autonómica del PP interpreta la acción de Ignacio Diego como "una humilde muestra de discreción y urbanidad", y considera "bochornoso que todo un grupo parlamentario se entretenga justificando el derecho de alguien a dejar un puro en la fachada del Parlamento" y añadiendo que "la preocupación de su formación política se extiende a limpiar el Parlamento también por dentro".

"El Partido Popular no está dispuesto a jugar en ese terreno porque nosotros no hemos perdido la cabeza ni el respeto a quienes representamos", señala Sáenz Buruaga, al tiempo que hace un llamamiento a los regionalistas "para recuperar la cordura, el sentido común y la responsabilidad ante la crítica situación que vivimos". Una situación que, en su opinión, "exige dejar hacer política de show y empezar a hacer política para los ciudadanos".