Buruaga espera ganar para evitar la "deriva" del PP hacia la "amarga derrota"

 

Buruaga espera ganar para evitar la "deriva" del PP hacia la "amarga derrota"

María José Sáenz de Buruaga
PP CANTABRIA
Actualizado 25/03/2017 16:17:58 CET

   SANTANDER, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria general y candidata a la Presidencia del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha pedido el apoyo de los 978 compromisarios del XII Congreso Regional para que la formación cambie de rumbo para así evitar la "deriva" hacia la "amarga derrota" que, a su juicio, sufrirá el partido si continúa con la "misma forma de hacer política".

   Y es que, ha enfatizado, hay "comportamientos con lo que nunca volveremos a ganar las elecciones" y, aún ganándolas por una pequeña ventaja, "no tendremos ninguna posibilidad de gobernar" como, ha recordado, sucedió en 2015 cuando "tuvimos que renunciar la misma noche electoral".

   Sáenz de Buruaga, que pugna por el liderazgo contra el todavía presidente y candidato a la reelección, Ignacio Diego, ha asegurado que no ha sido "nada cómodo ni sencillo" dar el paso de presentarse para optar a la Presidencia, más cuando esperaba "una transición ejemplar" como las que realizaron Gonzalo Piñeiro y José Joaquín Martínez Sieso.

   "Presenté esta candidatura porque no quiero que mi partido cierre los ojos ante lo que se le viene encima, para evitar que esa deriva que todos sabemos a dónde conduce", ha manifestado, lamentado que ya en esta legislatura, a pesar de ganar en muchos ayuntamientos, "hemos pasado de gobernar casi todo a no gobernar casi nada".

   La candidata ha rechazado como durante el desarrollo de la campaña hacia este Congreso Regional. "Yo no voy a llamar traidor a nadie en Facebook o en Twitter, no voy a buscar interpuestos para denunciar en los tribunales a compañeros de partido y no voy a decir que el que no esté conmigo se puede dar por muerto políticamente", ha dicho.

   De hecho, ha reconocido la "parte positiva" de la gestión de Diego como presidente e incluso ha considerado que "aún tiene un papel que desarrollar" en el partido, un "papel positivo pero distinto al de los últimos 13 años".

   Tras pedir el apoyo a los compromisarios, Sáenz de Buruaga ha señalado que sabe que, si es elegida presidenta del PP, tendrá que trabajar para "superar los choques" producidos estas últimas semanas por "un estilo que, justamente, es lo que tenemos que dejar atrás porque es lo que nos mina electoralmente y nos aisla de los demás".

   Durante esta campaña, ha lamentado que la sociedad cántabra ha visto a los 'populares' como "una fuerza excesivamente agria, a veces más temperamento que fundamento", una manera de entender la política que, en su opinión, "no encaja con la gente y que ha dañado moralmente nuestra organización".

   Frente a ello, ha propuesto un proyecto político para "salir de esta dinámica" y que, tras el Congreso, el PP de Cantabria vuelva a ser un partido "unido, solidario, con respeto y afecto entre las personas" en el que "nunca se trate a un compañero como un enemigo".

   También ha asegurado que ella contará con todos los integrantes del partido para materializar su proyecto que aspira a "recuperar el Gobierno y los muchos ayuntamientos que hemos perdido" y no se repitan las situaciones de Torrelavega, camargo, Piélagos o Bezana donde ganando los 'populares' no han podido gobernar.

   "Yo no renunciaré como presidenta y exigiré a todos los candidatos trabajo local muy intenso para recuperar votos, la interlocución y las alcaldías", ha apostillado, al tiempo que ha enfatizado que quiere un partido "más abierto" y "dialogante" que "abandone su obsesión de ajustar cuentas".

   Y es que Sáenz de Buruaga ha prometido "trabajar por un partido más cohesionado, más activo y más potente, plenamente integrado en la sociedad cántabra, un PP capaz de sacar adelante sus ideas y proyectos y que, además de muchos votos tenga muchos interlocutores".

   Este trabajo, ha dicho, "no lo puede hacer solo la mitad del PP" sino que son necesarios todos sus miembros, "sin exclusiones y con respeto", para impulsar el proyecto de cambio que ella propone y que, ha reiterado, los "rivales" del partido, PRC y PSOE, "no quieren que hagamos" porque "les va muy bien así".

   "Socialistas y regionalistas son quienes más interés tienen en que todo siga igual en el PP porque les garantiza seguir en el Gobierno aún perdiendo las elecciones". "Ellos saben que, si todo sigue igual Revilla volverá a ser presidente" y "no podemos permitirlo", ha reivindicado.

   Para evitarlo, ha esperado que en este XII Congreso Regional salga adelante su proyecto de "un partido renovado, unido y también reconciliado". "Este es el camino y esto es lo que os ofrezco. Contar con todos. Ganar para gobernar", ha destacado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies