Uno de cada diez hogares cántabros tiene a todos sus miembros en paro

Parados, paro, Inem
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 22:26:35 CET

El 24% de los parados de Cantabria es mayor de 45 años

SANTANDER, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 9,8% de los hogares de Cantabria tiene a todos sus miembros en paro, por debajo de la media nacional, que se sitúa en el 14,1%, según un informe de Asempleo, que destaca también que uno de cada cuatro parados cántabros es mayor de 45 años.

Según este informe, recogido por Europa Press, Cantabria es la sexta región con menor porcentaje de hogares con todos sus miembros en paro. Andalucía continúa siendo la región con un mayor peso de estos hogares (21,3%), seguida de Canarias (20,7%), y Extremadura (17,8%). En el lado opuesto se encuentran Baleares (7,8%), Madrid (9,3%) y País Vasco (9,5%).

El número de hogares en el que todos sus miembros activos están parados en España se reduce en el tercer trimestre respecto al anterior, quedando en 1,8 millones, lo que corresponde al 14,1% del total de hogares españoles con al menos un activo. Es decir, en 14 de cada 100 hogares en el que hay al menos un activo, ya no se perciben rentas del trabajo. Ya son 1,42 millones de hogares más en esta tesitura desde que comenzó la crisis (tercer trimestre de 2007.

Pese a la ligera caída intertrimestral, los hogares con todos sus activos en paro siguen aumentando respecto al año pasado (+4,1%; +70.699 hogares), lo que pone de manifiesto la delicada situación que están atravesando los hogares españoles dada la escasez de entrada de ingresos en el conjunto del hogar.

Incluyendo aquellos hogares donde al menos la mitad de los activos están en paro, esta cifra supera los cuatro millones de hogares (4.015.693), que supone un 31,3% del total de hogares con al menos un activo (2,82 millones de hogares más en esta situación desde que comenzó la crisis).

PARADOS MAYORES DE 45 AÑOS

Por otro lado, el informe de Asempleo señala que uno de cada cuatro parados cántabros en mayores de 45 años (24,2%), y que de los 12.600 parados mayores de esa edad que tiene la región, el 70,6% (8.900) ha sido generado desde el inicio de la crisis.

El colectivo mayor de 45 años en Cantabria ha conseguido crear 4.200 (+4,5%) puestos de trabajo desde que comenzó la crisis, por encima de la media nacional (+3,2%; +214.800 empleos). En el último año, el colectivo mayor de 45 años en Cantabria ha destruido 1.400 puestos de trabajo (-1,4%), mientras que para el conjunto nacional se han destruido 27.900 empleos (-0,4%).

Los cántabros mayores de 45 años se desaniman en el último año (-1,7%) a la búsqueda activa de empleo, mientras que para el conjunto nacional los activos de esta edad se incrementan un 1,5%. En Cantabria, seis de cada diez desempleados llevan más de un año sin encontrar empleo (60,6%), por encima de la media nacional (58,5%)

Según Asempleo, Cantabria destruye empleo privado (-9,3%; -14.300) y crea empleo público (6,3%; 2.600) de manera interanual en el tercer trimestre de 2013.

En el conjunto del país, el número de parados mayores de 45 años se ha multiplicado por más de cuatro desde el inicio de la crisis, pasando de 413.100 desempleados en el tercer trimestre de 2007 a 1.824.500 parados en el mismo periodo de este año, según el informe de Asempleo, en el que se destaca que uno de cada tres nuevos parados generados durante este periodo era mayor de 45 años.

El 54,5% de los parados mayores de 45 años son hombres, frente al 45,5% de mujeres, y de todos ellos, dos de cada tres llevan más de un año buscando, sin éxito, un empleo. Dentro de los que llevan más de un año en paro (desempleados de larga duración), siete de cada diez se encuentra en esta situación desde hace más de dos años.

Así, según Asempleo, el perfil del parado mayor de 45 años se corresponde con el de un varón que lleva más de dos años buscando un puesto de trabajo. De los más de 5,9 millones de desempleados españoles, los mayores de 45 años representan el 30,9% de los parados.

Por comunidades autónomas, Extremadura, con un 34,4%, País Vasco (33,8%) y Madrid (32,4%) son las regiones donde los parados mayores de 45 años tienen un mayor peso sobre el total de desempleados, mientras que las presentan los menores porcentajes son Asturias (23%), Navarra (24,1%) y Cantabria (24,2%).

De acuerdo con este informe, La Rioja, Castilla-La Mancha, Baleares, Canarias y Madrid han generado más del 80% de los parados mayores de 45 años desde el inicio de la crisis. En el lado opuesto, aunque también con porcentajes muy elevados, se sitúan Extremadura (70,4%), País Vasco y Cantabria (70,6% en ambas regiones).

La tasa de paro de los mayores de 45 años se multiplicado por más de tres desde el inicio de la crisis, pasando del 5,9% en el tercer trimestre del 2007 al 21,1% en este tercer trimestre del año.

Andalucía (30,7%), Extremadura (30,3%), Canarias (29,9%) y Comunidad Valenciana (25%) las que presentan mayores tasas de paro en este colectivo, muy por encima de la media nacional (21,1%). En el lado opuesto se sitúan Navarra (10,9%), Cantabria (11,5%), País Vasco (12,6%) y Baleares (13,3%).

Asempleo destaca en este informe que a mayor nivel de cualificación, menores son las tasas de paro y viceversa. Así, los mayores de 45 años sin ningún tipo de estudios tienen una tasa de paro del 64,2%, mientras que los que cuentan con un Doctorado presentan una tasa de desempleo del 2,2%.

MUY ACTIVOS EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Pese al fuerte incremento del paro en este colectivo, el grupo de mayores de 45 años es el único que aumenta su número de ocupados desde el inicio de la crisis, debido exclusivamente al incremento del empleo femenino, ya que el masculino perdió más de 265.000 efectivos. En concreto, desde el tercer trimestre de 2007, el número de ocupados mayores de 45 años se ha incrementado en 214.800 personas.

El que este colectivo haya multiplicado por más de cuatro su número de parados y a la vez haya sido el único que ha creado empleo durante la crisis se explica por el hecho de que las personas de este grupo de edad se animan de una forma muy intensa a la búsqueda activa de empleo, lo que provoca que la mayoría de las personas que se incorporan al mercado laboral, lo hagan directamente al desempleo.

Es decir, que el empleo generado en este colectivo no es capaz de absorber a todas las personas que se animan a la búsqueda activa de empleo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies