Cantabria acoge mañana 'L'Isola disabitada', una "joyita" lírica entre el clasicismo de Mozart y el bel canto rosiniano

Imagen de L'isola disabitada
EP/PALACIO FESTIVALES
Actualizado 27/01/2011 15:12:09 CET

SANTANDER, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de Festivales de Cantabria acogerá mañana, viernes, la representación de la ópera de cámara 'L'Isola disabitada' del compositor andaluz Manuel García, una "joyita" lírica compuesta en la época romántica (1831) pero que incorpora elementos del clasicismo de Mozart y Beethoven y también del bel canto rosiniano.

Así lo ha destacado el director del Palacio, Juan Calzada, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el director musical, Aurelio Viribay, y los intérpretes: Ainhoa Zuazua, Maite Maruri, Gabriel Blanco y Marc Canturri.

'L'Isola disabitada', producida por el Teatro Arriaga y el de la Maestranza y que ya se ha representado en Bilbao y Sevilla, se representará a las 20.20 horas en la Sala Argenta.

Parte de un libreto para cuatro voces (soprano, mezzo, tenor y barítono) y acompañamiento de piano creado por Manuel García en 1831, un año antes de su muerte.

El libreto, basado en un texto del poeta Pietro Metastasio, narra una historia "heroica y sencilla" en la que "triunfa el amor eterno". El joven Gernando, su mujer Constanza y la hermana pequeña de ésta, Silvia, navegan rumbo a las indias para encontrarse con el padre de Gernando, gobernador de una de las islas.

De repente, estalla una tormenta y desembarcan en una isla deshabitada. Mientras las dos mujeres duermen en una cueva, Gernando y algunos de sus hombres son secuestrados como esclavos por un grupo de piratas. El resto de marineros observa desde el barco lo ocurrido y, al creer que Constanza y Silvia también han sido secuestradas, deciden continuar el viaje.

Al despertarse y no encontrar a su marido ni el barco, Constanza cree que ha sido abandona y traicionada por Gernando. Solas en la isla y, con el paso del tiempo, Constanza transmite a su hermana pequeña su sentimiento de odio a los hombres.

Tras su liberación, Gernando regresa a la isla y se reencuentra con Constanza. Acude acompañado de un amigo, Enrico, que, por su parte, se enamora y se casa con Silvia.

En palabras del director musical, 'L'Isola disabitada' de Manuel García constituye todo un "acontecimiento", algo que "no forma parte del repertorio habitual" por lo que supone "una grata sorpresa" para el espectador.

La soprano Ainhoa Zuazua, que interpreta a Constanza, ha subrayado el "dramatismo" de su personaje, al que la tristeza arrastra hasta la locura.

Frente a ese sentimiento, la mezzosoprano Maite Maruri ha enfatizado la alegría de Silvia, un carácter "muy divertido". La ópera constituye, bajo su punto de vista, una "experiencia nueva" y, además, "muy gratificante".

Gabriel Blanco, tenor que da vida a Gernando, ha destacado de éste que pasa de la alegría a la desesperación "en un segundo", ya que todo lo interpreta "a la tremenda".

Y el barítono Marc Canturri, que representa a Enrico, ha opinado que la ópera es "perfecta para Santander", por la cercanía al mar y la tradición pianista que hay en la ciudad.

Por último, preguntado por la situación actual de esta disciplina artística, Canturri ha reconocido que "no es la mejor", aunque están "medianamente bien". No obstante, necesitan "más apoyo" y "tener oportunidades", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies