Cantabria celebra su patrona, la Bien Aparecida

Festividad de la Bien Aparecida
OBISPADO DE SANTANDER
Actualizado 15/09/2014 17:53:34 CET

Jiménez Zamora pide a los cántabros y a sus instituciones que busque "lo que les une" y no lo que les "divide"

SANTANDER, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha homenajeado este lunes a su patrona, la Bien Aparecida, con un llamamiento del Obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, a la sociedad y a las instituciones de la comunidad autónoma para que busquen "lo que le une" y no lo que la "divide" y "separa".

"Bien Aparecida, renueva nuestra Diócesis, transforma a nuestra sociedad cántabra y haz que todos unidos busquemos lo que no une y no lo que nos divide y nos separa", ha pedido el Obispo en la Homilía de la misa que ha oficiado este mediodía, con motivo de la festividad, en Hoz de Marrón (Ampuero), donde se encuenta el Santuario de la patrona de Cantabria.

Además, Monseñor Jiménez Zamona ha mencionado el problema del paro, la situación de las familias sin recursos, la pobreza infantil, la situación de los inmigrantes o la soledad de los ancianos como una parte de la "realidad social" de Cantabria, situación ante la que --ha dicho-- la Diócesis no puede quedar "inactivos ni sumidos en la indiferencia y el desaliento".

"Tenemos que crear entre todos espacios que sean gérmenes de un futuro distinto y generen esperanza", ha dicho el Obispo, que ha presentando un año más ante la Bien Aparecida las "necesidades" de la Diócesis, entre ellas, la "sequía de vocaciones" a la vida consagrada y al sacerdocio, ante la que ha abogado por la creación, "entre todos", de una "cultura vocacional".

En este sentido, ha expresado su "preocupación" por el Seminario de Monte Corbán y el número de seminaristas. "Son pocos pero son un regalo del Señor que debemos agradecer", ha aseverado.

Monseñor Jiménez Zamora ha asegurado que la Diocesis sea una "iglesia doméstica, santuario de la vida y esperanza de la sociedad" y "transmisora de fe", que acoja a "tantas familias que atraviesas dificultades materiales, morales y espirituales".

De entre todos los integrantes de la sociedad cántabra, el Obispo ha aludido a los jóvenes, quienes, a su juicio, están llamados a ser "callejeros de la fe".

A la misa, que se ha celebrado en el exterior del templo, han acudido autoridades políticas de la región, entre ellas, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y otros consejeros del Ejecutivo regional.

Diego ha reconocido este lunes que iba a pedir a la Bien Aparecida que Cantabria "siga en la línea" de "crecimiento económico"; que las familias mejoren su situación y que los parados de la región puedan encontrar un trabajo "lo antes posible".

En la jornada de hoy, solemnidad de la Virgen Bien Aparecida, se celebrarán misas en el Santuario entre las seis de la mañana y las dos de la tarde, para proseguir después entre las cuatro y las ocho de la noche.

Además, un grupo de sacerdotes confesará y atenderá a los fieles en el interior del templo. Con este fin, han llegado al santuario un grupo de religiosos trinitarios procedentes de varias provincias para atender a los numerosos fieles que suben este día hasta el santuario de la Bien Aparecida, enclavado en el alto de un cerro desde el que se divisa un hermoso paisaje con valles y montañas.

LOS TRINITARIOS, GUARDIANES SANTUARIO

Una comunidad de religiosos trinitarios son los guardianes del Santuario cántabro de la Virgen Bien Aparecida, al que llegaron en abril de 1908.

Esta orden fue fundada por San Juan de Mata y S. Félix de Valois en el año 1.198 y su carisma son las obras de misericordia (rescate de cautivos) y la evangelización y las misiones. Entre los cautivos rescatados, figura el escritor Miguel de Cervantes (1547-1616).

Por otro lado, este año se cumple el décimo aniversario de la celebración de un Año Diocesano y Mariano que tuvo lugar entre el 15 de septiembre de 2004 e igual fecha de 2005.

Esta celebración fue convocada para conmemorar los 400 años del hallazgo de la imagen de Nuestro Señora de La Bien Aparecida, los 100 años de su Declaración Pontificia como Patrona de la Diócesis de Santander y de Cantabria, y los 50 años de la Coronación Canónica de la imagen de la Virgen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies