Cantabria destina 50.000 euros a llevar agua en camiones a pueblos afectados por la sequía

 

Cantabria destina 50.000 euros a llevar agua en camiones a pueblos afectados por la sequía

Contador
Actualizado 24/08/2017 15:21:00 CET

SANTANDER, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente de Cantabria ha celebrado un contrato por importe de 50.000 euros y por el procedimiento de urgencia para transportar agua potabilizada en camiones cisternas a los pueblos de la región afectados por la sequía.

Se trata de pequeños núcleos, ubicados en las zonas altas de las comarcas de Liébana y Campoo, que en verano ven incrementada notablemente su población, pasando en algunos casos de "escasos" cinco vecinos a cerca de medio centenar de habitantes, con lo que sus recursos hídricos se ven fuertemente mermados hasta casi desaparecer.

Del contrato se ha informado este jueves en la reunión semanal del Gobierno, después de que el director de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, precisara ayer a esta agencia que no hay problemas de suministro en la Comunidad, especialmente en el litoral (donde se concentra el grueso de habitantes, veraneantes y turistas), y tan solo se están registrando incidencias en pequeños núcleos de zonas altas, en las comarcas de Campoo y Liébana, pero que estaban siendo abastecidos.

Hoy, el departamento que dirige la también vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, ha comunicado al Consejo de Gobierno la celebración del citado contrato para el abastecimiento mediante camiones cisterna, y que se ha tramitado por el procedimiento de urgencia. .

Se ha rubricado, según explica el Ejecutivo en un comunicado, ante la situación de sequía que está afectando al suministro de agua potable en diversos puntos de la región y de acuerdo al Plan de emergencia contra los efectos de la escasez o ausencia de precipitaciones y aumento del consumo.

Ante esto, la Consejería de Medio Ambiente ha diseñado un sistema programado de suministro de agua potable rotativo, mediante camiones cisterna, de unas 10/12 toneladas.

Con esta medida pretende establecer un recorrido programado para tener los depósitos reguladores de cada una de las entidades menores con el nivel de agua "suficiente", para asegurar así el suministro de agua potable durante el periodo estival.

Y es que en verano, algunas localidades ven incrementar su población de unos "escasos" 5 habitantes hasta cerca de medio centenar, y sus recursos se ven en consecuencia "mermados hasta niveles de ausencia casi absoluta", explica la administración regional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies