En Cantabria se han extirpado 12 prótesis mamarias PIP

Implante Mamario, Silicona, Pecho, Estética
FDA/EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 19:22:05 CET

Gobierno y CCAA aprueban un protocolo para la extracción de las prótesis PIP

MADRID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

En Cantabria se han extirpado ya 12 prótesis mamarias Poly Implant Prothèse (PIP), del total de 51 que se han detectado en la comunidad autónoma. Las extracciones se han realizado todas en la sanidad privada.

En su conjunto, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, este problema ha afectado en la comunidad autónoma a 28 mujeres, de las que a 21 se les implantaron en la sanidad pública y siete en la privada.

En la sanidad privada, se implantaron en total 41 prótesis --por distintas causas, no todas las mujeres se someten a los implantes de dos prótesis--, y en la pública, diez.

Así que en total, había 51 implantes de este tipo de prótesis que han sido identificadas por la sanidad cántabra, de las que ya se han 'explantado' 12.

El Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha aprobado este miércoles un protocolo para la extracción, seguimiento y sustitución de las prótesis mamarias Poly Implant Prothèse (PIP), que ha sido elaborado, entre otros, por el Ministerio de Sanidad, el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Este protocolo, que tendrá que ser aplicado por los profesionales y centros sanitarios, tiene como objetivos proporcionar una adecuada información sobre el proceso a seguir para su extracción, eventual sustitución por otras prótesis, exámenes y revisiones necesarias, para que la afectada pueda tomar la decisión adecuada.

Las autoridades sanitarias pretenden además recabar información sobre el comportamiento de las prótesis PIP mediante el registro de los hallazgos obtenidos para su posterior estudio, obtener conclusiones y notificar los incidentes adversos relacionados con estas prótesis.

Para el seguimiento de la situación de las prótesis PIP en España, se ha constituido una comisión permanente, compuesta por expertos deI Instituto de Salud Carlos III, de la AEMPS y del Ministerio de Sanidad, que estudiará la información recogida sobre las prótesis mamarias y que será objeto de una valoración epidemiológica.

En general, el protocolo recoge que las prótesis PIP han sido fabricadas, de forma fraudulenta, con un gel de silicona diferente al declarado en el procedimiento de certificación CE. No obstante, los análisis realizados en el gel de relleno de los implantes no han mostrado efectos genotóxicos aunque si efectos irritantes, lo que puede dar lugar a reacciones de tipo inflamatorio en caso de rotura de la prótesis. Sin embargo, hasta el momento no existe ninguna evidencia de que estas prótesis estén relacionadas con la aparición de cáncer de mama.