Cantabria realiza una retención adicional al presupuesto de 70,5 millones para aprobar su plan de reequilibrio

Gorostiaga Y Agudo
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 17:51:25 CET

Agudo y Gorostiaga destacan que la autorización de endeudamiento de 300 millones demuestra que Cantabria está en el "pelotón de cabeza"

SANTANDER, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central considera que Cantabria no va a cumplir en su totalidad sus previsiones de ingresos al margen de la reforma fiscal, por lo que la Comunidad tiene que llevar a cabo una retención adicional al presupuesto de este ejercicio por 70,5 millones de euros para asegurarse el cumplimiento del objetivo de estabilidad y la consiguiente aprobación del plan de reequilibrio económico-financiero.

De esta cantidad, 20 millones se van a retener del capítulo dos de gasto corriente (10,5 de gasto farmacéutico hospitalario y 9,5 de ahorro de la Administración general, salvo el Servicio Cántabro de Salud y la Consejería de Educación), y los 50,5 millones restantes del sector público empresarial.

En concreto, en este último, se retienen 17,5 millones de euros para gasto corriente y 33 millones para inversiones. Así, se va a pasar de la subvención a fondo perdido a la financiación de inversiones que tengan retorno.

Así lo ha explicado este jueves el consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, que ha informado en rueda de prensa sobre la reunión de ayer del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que autorizó a Cantabria a ampliar su deuda en 300 millones de euros este año, el Ejecutivo regional y la Administración General del Estado mantienen una "discrepancia" en relación con estos ingresos.

Así, mientras el Ministerio de Economía considera que este capítulo no se va a cumplir "en su totalidad", el Gobierno cántabro opina que sí, dado que en lo que va de año se "está incrementando" la recaudación de la actividad económica y porque la Agencia Tributaria de la Comunidad va a tener una capacidad de gestión de expedientes de años anteriores que también va a permitir aumentar la recaudación y alcanzar el objetivo de ingresos previsto.

Pero pese a creerlo así, el Ejecutivo cántabro, en un "ejercicio de prudencia y responsabilidad", según Agudo, y "teniendo en cuenta lo que nos estábamos jugando", ha planteado, para contemplar este aspecto, cumplir el objetivo de estabilidad y que se apruebe su plan de reequilibrio, dicha retención de 70,5 millones de euros.

Una retención que se liberará en función de que se cumplan las previsiones de recaudación del Gobierno regional, que no descarta que llegue a serlo en su totalidad, pero que hay que tener prevista en este momento para garantizar que el objetivo de déficit del 1,3% del PIB se va a cumplir, ha explicado el consejero.

Ha añadido que, a partir de ahí el Ministerio de Economía autorizará a la Comunidad al endeudamiento previsto en el presupuesto y por tanto se podrá financiar la totalidad del mismo.

"De no hacer esto, no tendríamos autorización para endeudarnos y perderíamos ingresos por valor de 300 millones de euros", ha recalcado Agudo, quien ha señalado que, "en términos económicos, nos compensa bastante".

EN EL "PELOTÓN DE CABEZA"

El consejero, que ha comparecido junto con la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga, ha destacado que la aprobación del plan de reequilibrio económico-financiero de la comunidad demuestra que Cantabria está en el "pelotón de cabeza" a nivel nacional, y que ha gestionado "con rigor" y "austeridad".

En la misma línea, Gorostiaga, ha destacado que Cantabria, una vez más, "ha hecho los deberes" y "ha cumplido" sus compromisos, al tiempo que ha señalado que, de no haberse aprobado el plan, a la comunidad le hubiese supuesto un recorte presupuestario de 300 millones de euros para este año.

Tanto Gorostiaga como Agudo han incidido en que de esta manera se garantiza la continuidad de las políticas y de los servicios públicos de la Comunidad Autónoma, y han recalcado que de no haberse autorizado este endeudamiento, hubieran tenido que tomarse decisiones "muy duras" para los ciudadanos de Cantabria.

En este sentido, la vicepresidenta ha recalcado que para el Gobierno "era y es fundamental" que políticas relacionadas con el bienestar, la sanidad, la educación, la dependencia o la investigación tengan la "continuidad presupuestaria" necesaria para garantizar su futuro.

Ha señalado también que Cantabria "ha vuelto a demostrar" que la gestión de las cuentas públicas que está realizando permite "combinar" el objetivo de la contención presupuestaria con el compromiso de "no retroceder" en el funcionamiento de los servicios públicos de la región.

Por todo ello, ha considerado que "es el momento más oportuno" para que el PP compare cómo está la situación de Cantabria con la de las comunidades autónomas donde ellos gobiernan, y ha subrayado que los datos "desmienten" una vez más a quienes llevan cuatro años "denostando" la acción del Gobierno.

26 MILLONES DE INGRESOS

Además de los ingresos al margen de la reforma fiscal, el Plan presentado por Cantabria incluye medidas, tanto desde el punto de vista de ingresos como de gastos, ya contempladas en los presupuestos regionales de 2011 para contener el gasto público por un valor equivalente a 131 millones de euros.

Según ha explicado Agudo, desde el punto de vista de los ingresos, con la reforma fiscal puesta el Gobierno regional preveía unos ingresos adicionales de 20 millones de euros, cifra que el Ministerio de Economía ha corregido "al alza", elevándola a 26 millones.

En cuanto a los gastos, las medidas prevén una reducción de 15 millones de euros en gastos de personal, 4 millones por la modificación de las ayudas por maternidad, 10 millones por la ordenación de sustituciones y horas extraordinarias, 3 millones por la reordenación del transporte escolar, y 16 millones en gasto farmacéutico no hospitalario, entre otras.