Cantabria registra tres procedimientos concursarles en el primer trimestre, dos de empresas y uno familiar

Actualizado 05/05/2008 12:38:41 CET

SANTANDER, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 66 familias españolas, una de ellas cántabra, fueron reclamadas por sus deudores durante el primer trimestre del año al no poder hacer frente a sus pagos. Además, en ese periodo dos empresas de la región fueron también concursadas, sumando así un total de tres procedimientos concursales registrados en Cantabria en los tres primeros meses del año.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), tanto en el caso de las dos empresas (una sociedad anónima y una sociedad de responsabilidad limitada), como en el de la familia, el inicio del procedimiento concursal fue voluntario. Por clase de procedimiento, uno fue ordinario y los otros dos abreviados y en ninguno de los casos hubo propuesta anticipada.

En el caso de las empresas, una pertenece al sector comercio y la otra al de industria y energía y, en cuanto al número de asalariados de sus plantillas, en uno de los casos la empresa corresponde al grupo de entre tres y cinco trabajadores y la otra al de 50 a 99 empleados.

En el conjunto nacional el número de deudores concursados (entre familias y empresas) fue de 425 en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 78,6% respecto a igual periodo de 2007.

El número de familias que no pudieron asumir sus pagos y deudas en los primeros tres meses del año (66) se ha multiplicado por más de tres en comparación con el primer trimestre de 2007, cuando fueron 20 las familias que se encontraban en esta situación. En todo el año 2007, las familias reclamadas por sus deudores fueron 96. Así, sólo en los tres primeros meses del ejercicio 2008 ya se han alcanzado dos tercios de esa cifra.

De los 425 concursos iniciados en el primer trimestre, 386 fueron voluntarios, un 92% más que el año anterior, y 39 necesarios, un 5,4% más. Atendiendo a la clase de procedimiento, los abreviados aumentaron un 67,4%, mientras que los ordinarios repuntaron un 95,7%.

Entre las empresas, las que registraron un mayor aumento interanual fueron las sociedades de responsabilidad limitada, con un crecimiento del 77,5%. De hecho, la mayor parte de las empresas concursadas del primer trimestre, en concreto el 77,2%, eran limitadas.

Por su lado, las sociedades anónimas concursadas experimentaron un repunte interanual del 40,8% en el primer trimestre, mientras que las personas físicas con actividades empresariales que entraron en concurso se incrementaron un 11,1%.

LAS EMPRESAS MÁS AFECTADAS, EN LA CONSTRUCCIÓN.

De los 425 deudores concursados entre enero y marzo, casi el 84,5% fueron empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas). El 23,1% de las empresas concursadas tenían como actividad principal la construcción (seis puntos más que un año antes), el 22,6% la industria (ocho puntos menos), el 15,9% se dedicaba a actividades inmobiliarias (cinco puntos más) y el 15,6% pertenecía al sector del comercio (dos puntos menos).

En concreto, las empresas de la construcción objeto de un procedimiento concursal sumaron 83 en el primer trimestre, frente a las 38 que se hallaban en esa situación un año antes, lo que supone un aumento, en términos relativos, del 118,4%.

Por su parte, las empresas inmobiliarias y de servicios empresariales que entraron en concurso entre enero y marzo de este año ascendieron a 57, frente a las 24 que estaban concursadas en igual periodo de 2007, es decir, un 137,5% más.

Del total de empresas concursadas hasta marzo, un 6,7% no tenía asalariados, un 36,2% tenía entre uno y nueve empleados, un 32,6% tenía de 10 a 49 asalariados y un 13,3% contaba con 50 o más asalariados.

En el primer trimestre, Cataluña fue la comunidad con mayor número de deudores concursados (112), seguida de Andalucía (74), Comunidad Valenciana (68), Madrid (48), País Vasco (36) y Galicia (23). Las tres primeras concentraron casi seis de cada diez deudores concursados en el primer trimestre.

Por otro lado, las comunidades con menor número de deudores concursados en los tres primeros meses del año fueron La Rioja y Extremadura (ambas con un único deudor), Cantabria (3) y Castilla-La Mancha (4).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies