Cantabria registró este verano la mayor tasa de contratos temporales de los últimos 10 años, un 94,5%

cafetería, camarero, mujer trabajadora, ipc, empleo, paro
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2011 15:15:30 CET

Un informe de UGT recalca la "escasez y gran precariedad" de la contratación veraniega de este año

SANTANDER, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un 94,53% de los 47.379 contratos de trabajo suscritos este verano en Cantabria, entre los meses de junio y agosto, fueron temporales, en concreto 44.788, lo que implica la mayor tasa de eventualidad registrada en el mismo período en los últimos 10 años desde que el Ministerio de Trabajo facilita estadísticas de contratación segregadas por comunidades autónomas.

Según un informe elaborado por la Secretaría de Empleo de UGT, el porcentaje de contratos temporales registrado este pasado verano en Cantabria supera incluso al de 2010, cuando por primera vez se superó la tasa de temporalidad del 94% (94,06%), pese a que la contratación desciende un 1,25% en comparación al mismo período del año pasado y lo hace tanto la indefinida como la temporal.

En el caso de las mujeres, la tasa de temporalidad contractual superó este verano el 95%, 95,17%, ya que de los 25.256 contratos con firma femenina, 24.037 fueron eventuales; mientras que en los varones el porcentaje se situó en un 93,8% (20.751 de un total de 22.123 contratos masculinos).

El sindicato aclara que la contratación de este pasado verano "no sólo ha sido más escasa que el año pasado sino también mucho más precaria", ya que más de un 41% de los contratos temporales registrados entre junio y agosto tenía una duración de menos de un mes (18.743 contratos), el mayor porcentaje conocido hasta ahora en el mismo concepto y período y un 2,57% más que en 2010, cuando también por primera vez se rebasó el límite máximo del 38%.

El informe de UGT matiza al respecto que en el verano de este año en Cantabria se han contabilizado 600 contratos de trabajo menos que en el de 2010, 259 indefinidos (-9,09%) y 341 temporales (-0,76%), aunque la mencionada disminución de los eventuales responde exclusivamente a los de más duración y a los indeterminados (-1.379 contratos), ya que los de menos de 31 días aumentan por encima del 5% y los de menos de 90 días un 4,64%.

MÁS CONTRATOS DE MENOS DURACIÓN

"Es de por sí significativo que se reduzca la contratación temporal en más de 300 contratos pero que registremos 1.015 más de los que duran no más de un mes, 1.215 más si nos referimos a los que no sobrepasan los tres meses de duración", recalca la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, que destaca como ejemplo el pasado mes de agosto, cuando por primera vez más de la mitad de la contratación temporal fue inferior a 31 días.

La sindicalista agrega que "nunca habíamos visto porcentajes de contratación temporal tan altos y además en las modalidades más precarias, como la Eventual por Circunstancias de Producción, donde este año más de un 60% de los contratos son como mucho de un mes y menos de un 15% superan los tres meses".

De hecho, además de un nuevo descenso de la contratación indefinida de más de un 9% (-341 contratos) por una brusca caída de los de Fomento y las conversiones, este pasado verano la temporal sólo repuntó en la citada modalidad más eventual y descendió casi un 7% en la menos eventual, la de Obra y Servicio (-943 contratos).

En este sentido, Álvarez rechaza que "ahora el Gobierno quiera dar una vuelta de tuerca a más a la reforma laboral que decretó el año pasado, incentivando aún más una contratación temporal que esta de por sí desbocada y en especial en su vertiente más precaria y negativa".

"La realidad corrobora que la creación de empleo, y sobre todo la estable, responde únicamente a un crecimiento económico que la propia política de ajustes y de recortes del Gobierno está paralizando; no a reformas laborales que encima agravan la situación, alentando la mayor precariedad laboral conocida hasta ahora en la región", puntualiza Álvarez.

En opinión de la responsable regional de Empleo de UGT, "no es de extrañar, que después de un verano con semejantes niveles de precariedad y eventualidad, la región siga registrando límites máximos históricos de paro porque la creación de empleo sólo por unos días únicamente mitiga el problema unos días y nada más que unos días, hasta que al mes siguiente se vuelve a la cruda realidad".

El informe de UGT destaca que la contratación veraniega disminuye "en cantidad y calidad" en comparación a la del año pasado y además "de manera casi exclusiva en los más jóvenes, que ni siquiera pueden acceder a los contratos más precarios y de menor duración".

Las estadísticas son de por sí elocuentes: la contratación, tanto la masculina como la femenina, sólo se reduce en las franjas de edad de menos de 25 años (-7,03%) y en la de entre 25 y 29 años (-5,39%); ya que la de edades superiores aumenta, un 3,4% la de las personas de ambos sexos de entre 30 y 44 años y un 1,2% la de los de 45 o más años.

En términos absolutos, el saldo negativo de 600 contratos de trabajo en comparación al verano del año pasado corresponde a 724 menos de los menores de 25 años y otros 419 menos de los de hasta 30 años porque los mayores de esta última edad registran un balance positivo de 802 contratos.

El sindicato añade que la contratación indefinida de los menores de 25 años disminuye en comparación al verano de 2010 más de un 23% (-110 contratos) y la de los menores de 30 años casi un 13% (12,98%).

"En una situación más que preocupante del mercado de trabajo, la de los jóvenes es todavía más desalentadora porque no sólo acaparan la reducción de los contratos temporales, por muy efímeros y precarios que sean estos, sino que además más del 70% del descenso de la indefinida corresponde a los menores de 30 años, pese a que representan menos del 40% de toda la contratación en la región", critica la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria.

"La insistente reivindicación de UGT de que hay que incentivar la contratación de los más jóvenes porque no en vano representan el futuro de esta región, cobra cada día más fuerza a medida que avanza la crisis", agrega la responsable regional de Empleo de UGT.

SECTOR SERVICIOS

El informe de UGT subraya que en gran medida esta mayor precariedad de la contratación responde al sector servicios, que este pasado verano aportó el 86,3% de los algo más de 47.000 contratos registrados, en concreto 40.866, de los que un 95,2% fueron eventuales (38.920), la mayor tasa de temporalidad de los distintos sectores productivos de la región.

La contratación en el sector servicios repuntó este verano en Cantabria un 2,4% en comparación al mismo período estival del año pasado, con 959 contratos más que en su mayor parte proceden de la hostelería (+878), aunque sólo lo hizo la temporal, ya que la indefinida se redujo en más de un 10%.

UGT puntualiza al respecto que de los 259 contratos indefinidos menos contabilizados en comparación al verano de 2010, 221 corresponden al sector servicios y 186 de ellos a las mujeres.

Por el contrario, el sector servicios propició entre los meses de junio y agosto de este año un balance positivo de 1.180 contratos temporales en comparación a 2010, 800 en los varones y 380 en las mujeres, aunque no evitó la caída general de la masculina por un brusco descenso de los eventuales de casi un 30% en la construcción (-1.061) y en la industria (-181).

"A medida que crece el peso del sector servicios en la contratación general, la precariedad aumenta porque es el sector con más tasa de temporalidad con notable diferencia y no hay que olvidar que en el verano del año pasado aportaba el 83,2% de todos los contratos y en 2011 este porcentaje asciende más de un 3%, hasta un 86,3%.