Cantabria tiene "buenas" perspectivas de ocupación pero sabe que depende del tiempo

Marisma Victoria en Santoña
AYTO - Archivo
Publicado 23/03/2018 12:56:21CET

El Gobierno regional ha intensificado estos días su promoción turística, principalmente en Madrid y País Vasco

SANTANDER, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las perspectivas de ocupación turística en Cantabria para esta Semana Santander son "buenas" aunque el Gobierno regional sabe que depende del tiempo y más cuando este periodo vacacional cae en el mes de marzo y no en abril.

El consejero de Turismo, Francisco Martín, así lo ha señalado este viernes a preguntas de la prensa sobre las perspectivas para esta Semana Santa en la que "las previsiones de ocupación se parecen bastante a las del año pasado".

No obstante, ha reconocido que la ocupación en Cantabria para este periodo depende "muchísimo del tiempo tristemente" a pesar de que la comunidad autónoma cuenta con una "oferta turística tan variada" que, a su juicio, las condiciones meteorológicas deberían de ser "un elemento minoritario".

"Pero no lo es y, sobre todo, cuando la Semana Santa cae en marzo, porque la gente mira más el tiempo que cuando cae en abril", ha dicho Martín que, ante ello, ha destacado que el Ejecutivo cántabro ha hecho "una ráfaga más intensa de promoción turística".

Así, estos días se están llevando a cabo acciones promocionales, sobre todo en Madrid y País Vasco, y en ellas, según ha apuntado la directora general de Turismo, Eva Bartolomé, se está destacando "aquello que tenemos indiferentemente del tiempo y que es mucho".

En cualquier caso, desde el Gobierno de Cantabria confían en que se alcancen buenos resultados porque la predicción meteorológica para el viernes, el sábado y el domingo de la próxima semana da "días mejores" que hasta ayer cuando, según Martín, la predicción era "regular tirando a mala".

Ante ese mejor pronostico del tiempo y aunque cayendo las fiestas en marzo "cuesta un porquito más llenar", el consejero de Turismo ha ensalzado que el Ejecutivo está haciendo un "refuerzo" a nivel promocional para que "el hecho de caer en marzo nos afecte lo menos posible" y está "cruzando los dedos" para que las predicciones meteorlógicas vayan a mejor.