Un carril reversible de 23 kilómetros aliviará el tráfico de la A-8 entre Cantabria y Vizcaya a partir de Semana Santa

Actualizado 29/11/2010 13:46:12 CET

Se utilizará en puentes, vacaciones y fines de semana de verano y se calcula que permitirá ahorrar 384.000 litros de combustible al año

SANTANDER, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

A partir de la próxima Semana Santa se pondrá en marcha un carril reversible de 23 kilómetros en la Autovía del Cantábrico (A-8) que permitirá aliviar el tráfico entre Cantabria y Vizcaya. Previamente se realizarán algunas pruebas para ver cómo funciona la medida, impulsada conjuntamente por la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Departamento de Interior del Gobierno vasco.

La idea inicial es que este carril se utilice en vacaciones, puentes y los fines de semana de verano. Permitirá añadir un carril adicional en sentido Cantabria los viernes o los días de inicio de la operación salida, y tres carriles en sentido Vizcaya los domingos y días de operación retorno.

En aquellos tramos donde la autovía tiene sólo dos carriles en cada calzada, implicará dejar un único carril de marcha en el sentido inverso, en el que hay menos tráfico en esos momentos.

El carril discurrirá desde el kilómetro 130, en la zona de Ugaldebieta (Vizcaya), muy cerca del enlace con la Autovía Supersur, hasta el kilómetro 153, a la altura del enlace de Cérdigo (Cantabria), justo después de los túneles de Islares en dirección Vizcaya.

El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, y el jefe provincial de Tráfico en Cantabria, Serafín Sánchez, han presentado el proyecto en rueda de prensa en Santander, justo a la misma hora a la que también comparecía en Bilbao el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, para dar cuenta de la medida.

(((Seguirá ampliación)))

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies