Casi 10.000 jóvenes han perdido su empleo en Cantabria en los últimos tres años con la crisis económica

Paro
CE
Actualizado 12/11/2011 13:59:12 CET

Un informe de UGT reivindica incentivos laborales para los menores de 25 años

SANTANDER, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La población ocupada de menos de 25 años descendió en Cantabria más de un 45%, cinco veces más que la de edades superiores, en los últimos tres años en coincidencia con la crisis económica, según un informe elaborado por la Secretaría de Empleo de UGT con estadísticas oficiales de la EPA (Encuesta de Población Activa) y del Servicio Público de Empleo Estatal, que confirman una reducción de 9.900 jóvenes con un empleo en la región entre el tercer trimestre de 2008 y el de este año.

El informe de UGT analiza el último trienio desde el tercer trimestre de 2008 porque, como aclara el sindicato, fue a partir de entonces cuando la crisis económica comenzó a mostrar sus efectos más devastadores en el mercado laboral cántabro con un incremento del paro de más de un 35% (+8.800 desempleados) hasta finales de ese año.

El sindicato reclama y plantea en su estudio medidas e incentivos laborales específicos para una población de 46.900 menores de 25 años en Cantabria; de los que sólo un 25,6% tiene un empleo (12.000), casi un 14% (6.400) está en el paro y cerca de un 61% (28.500) son inactivos, el segundo mayor porcentaje del país después del de Asturias (61,4% de inactivos jóvenes).

El porcentaje de jóvenes de menos de 25 años con un empleo desciende en los últimos tres años en Cantabria de un 41,48% al mencionado 25,59%; el de los inactivos crece de un 50,76% a un 60,7%, mientras que el de los que están en el paro aumenta de un 7,7% a un 13,65%, tras registrarse en la actualidad el mayor número de desempleados en esta edad desde el año 2002.

El sindicato puntualiza que los varones inactivos de menos de 25 años aumentan en los tres últimos años un 2,31%, pese a que el número de los que estudian en este sexo desciende más de un 8% (-1.200 estudiantes masculinos); mientras que el incremento de las mujeres sin actividad de la misma edad duplica al de los hombres, un 10,43% (+1.400).

Estos porcentajes contrastan con los de la población de más edad en la región; donde más de la mitad tienen una ocupación laboral (51,43%), algo más de un 7% son desempleados (casi la mitad que los jóvenes) y un 41% son inactivos, tras incrementarse en estos tres últimos años casi un 7% la cifra de varones sin actividad por un repunte de más de un 5% de las jubilaciones y prejubilaciones (+2.500) y, por el contrario, reducirse la de las mujeres por un descenso de 7.100 (-11,7%) de las que se dedican a las labores del hogar.

Este balance, en especial el descenso de ocupados, propicia que la población activa, integrada por los que tienen un empleo y los que no lo tienen pero lo buscan, descienda en Cantabria casi un 30% en los menores de 25 años (-7.600 activos) y que la región cuente ahora con la segunda tasa de actividad (porcentaje de ocupados sobre todos los activos) más baja del país en esta edad, un 39,1%, sólo por encima de la registrada en Asturias (38,57%).

El informe del sindicato puntualiza al respecto que de las 281.600 personas activas censadas por la EPA en Cantabria el pasado trimestre, sólo un 6,53% (18.400) son menores de 25 años y que, en el caso de las mujeres, la tasa de actividad juvenil es incluso la más baja del país, un 33,6%, por delante de la de Galicia (36,47) y Extremadura (38,81) y casi 12 puntos por debajo de la media nacional en este sexo y edad (45,41).

PEOR DATO DE OCUPACIÓN JUVENIL DESDE 1976

UGT aclara que en los tres últimos años la población ocupada de menos de 25 años de Cantabria pasa de 21.900 personas a 12.000, la cifra más baja en un tercer trimestre del año desde que en 1976 el Instituto Nacional de Estadística (INE) difunde la Encuesta de Población Activa -la más baja hasta ahora eran los 14.000 del mismo trimestre de 2010-.

El informe matiza al respecto que, en este último trienio coincidente con la crisis económica, en Cantabria sólo ha crecido la población ocupada femenina y únicamente la de las mujeres de 25 y más años, que ha repuntado algo más de un 2% (+2.300 ocupadas), porque la de menos edad en este sexo ha disminuido cerca de un 48%, con 4.700 ocupadas menos.

En lo que respecta a los varones con un empleo, su número desciende desde 2008 tanto en los menores de 25 años como en los mayores de esta edad, aunque en el caso de los más jóvenes lo hace en cerca de un 43% (-5.200 ocupados), cuatro veces más que los de más edad, que desciende un 10,43% con una reducción de 14.600 ocupados.

Como destaca la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez, "es de por sí más que significativo que en nuestra región el empleo de los hombres de menos de 25 años se debilite cuatro veces más que el de los de mayor edad en una crisis económica que se ha nutrido sobre todo de la mano de obra masculina".

"De todos modos, también es preocupante que mientras sólo crece en Cantabria la ocupación femenina desde el inicio de la crisis, sólo lo haga la de las mujeres de 25 o más años y la de las más jóvenes se reduzca casi un 48%, el tercer mayor descenso del país en este sexo y edad", añade la responsable regional de Empleo de UGT.

En opinión de la sindicalista, "en un momento de crisis económica como éste, cualquier estadística oficial que se analice reafirma que la situación de los más jóvenes en el mercado laboral de Cantabria es mucho peor que la de las demás edades y, lo que es más grave, es incluso peor que la de los de su misma edad en casi todo el país".

"El empleo de los más jóvenes tiene que ser forzosamente una prioridad en la Concertación Social, y más, cuando Cantabria es la segunda autonomía española después de Asturias con un porcentaje más bajo de ocupados y de activos de menos de 25 años", reitera la secretaria de Empleo de UGT en Cantabria.

MISMA TENDENCIA EN 2011

Álvarez subraya que la tendencia del mercado laboral desde el inicio de la crisis económica, con una incesante destrucción de empleo juvenil en ambos sexos, "no ha mejorado en el último año, sino simplemente se reafirma".

Entre el tercer trimestre de 2010 y de 2011, Cantabria es la segunda comunidad autónoma española con mayor incremento de la población activa, un 2,51%, tras la de Canarias (2,79%), y con un punto más que la media nacional, aunque la de los menores de 25 años sigue cayendo por encima del 3%.

De hecho, el estudio de UGT recalca que este aumento de la población activa de Cantabria en el último año no implica una mejoría general en la creación de empleo porque sólo sigue creciendo la ocupación femenina y únicamente la de las mujeres de 25 o más años, como ha venido sucediendo desde el inicio de la crisis económica.

En Cantabria, la población ocupada femenina de 25 y más años aumenta en 2011 un 4,29%, el tercer mayor incremento nacional, con 4.300 mujeres con empleo más que hace un año; pero la femenina en edades inferiores disminuye un 25% (-1.700 ocupadas) y la de los varones lo hace en todas las edades, un 4,17% en el caso de los más jóvenes y un 1,34% en los que tienen como mínimo 25 años.