La casita de Snupy cierra su guardería de Torrelavega y despide a dos empleados

Publicado 19/04/2018 14:58:45CET

SANTANDER, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa de guardería 'La Casita de Snupy' S.L. ha indicado que ha cerrado uno de sus dos centros de trabajo -ubicado en Torrelavega- y ha reducido su plantilla de ocho a seis trabajadores, pero ha negado que dichos despidos hayan sido por pedir los empleados afectados que se cumpla el convenio colectivo, como denunció CCOO.

Así lo señala la empresa en un comunicado en el que rechaza "tajantemente" las acusaciones del sindicato y que haya causas "diferentes" a "la más difícil de las decisiones" que se han visto "en la necesidad" de adoptar a lo largo de su trayectoria, que es cerrar 'La Casita de la Mina', uno de sus dos guarderías en la que habían depositado, además de la inversión económica, "mucha ilusión".

La dirección explica que a partir del próximo 30 de abril seis de los ocho empleados que tenía hasta ahora la empresa pasarán a trabajar en su centro en Santander. Esto supone, a juicio de 'La casita de Snupy', una "muestra evidente" de su compromiso por crear y conservar empleo estable, "incluso en situaciones complejas". Y refleja también su apuesta por "reforzar2 la calidad de la atención que prestan a los niños y sus familias.

"A la hora de afrontar la dolorosa necesidad de prescindir de dos miembros del que ha sido nuestro equipo de trabajo hasta ahora, nos hemos guiado en todo momento por razones objetivas y por el más escrupuloso respeto a la legislación laboral y confiamos en haber sabido realizar este duro trámite de forma que así sea reconocido por la justicia si fuera necesario", señala la empresa, que rechaza las declaraciones de CCOO con las que vincula los dos despidos "a otras cuestiones diferentes de la necesidad de ajustar la plantilla a la nueva realidad de la empresa".

En este sentido, considera "una frivolidad inadmisible y temeraria" que el sindicato "ponga en cuestión" la disponibilidad de una plantilla suficiente para atender a los usuarios, y lo considera un "claro intento de dañar irresponsablemente y mediante falsedad la reputación que tantos años de esfuerzo y compromiso con las familias nos ha costado construir".

La empresa lamenta el "escaso rigor" del sindicato por emitir una información en la que "omite deliberadamente" que la reducción de plantilla se debe al cierre de uno de los centros de trabajo, y que por ello el personal a disposición de los usuarios no es "menor", sino "mayor, al pasar de ocho personas para dos guarderías a seis para solo una".