CC OO considera un "insulto" y un "paripé" para con la escuela pública de Cantabria las actuaciones del Gobierno

Cacerlada En Contra De Los Recortes De Educación
CC OO
Actualizado 29/02/2012 16:35:35 CET

SANTANDER, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Enseñanza de CC OO considera que la reunión que el presidente del Gobierno y el consejero de Educación han mantenido con los directores de Enseñanza Infantil y Primaria "rozan el insulto a la Escuela Pública de Cantabria" y suponen un "paripé".

"Duros pero justificados calificativos", según ha explicado el secretario general de la Federación de Enseñanza, Javier Ramírez, "ya que en este momento de salvajes recortes educativos, que se reúna a todos los directores para anunciar un supuesto Plan de Inmersión Lingüística en Inglés en Educación Infantil cuando los centros no han recibido las partidas presupuestarias correspondientes al año pasado y se encuentran en una grave situación económica, no se puede llamar de otro modo".

Para Ramírez, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, "en vez de dedicarse a echar la culpa de la situación al Gobierno anterior, debiera ser capaz de resolver los problemas que se plantean".

Por otra parte, el sindicalista denuncia que "en estos meses lo único que ha hecho es anunciar graves medidas en contra de los servicios públicos, medidas que ocultó en su campaña electoral y que toma ahora después de haber engañado a los ciudadanos".

En cuanto al consejero de Educación, Ramírez le considera "cómplice de la política del Gobierno de Cantabria, ya que ha asistido a la reunión mencionada como mera comparsa, mostrando una absoluta falta de criterio para responder a los graves problemas educativos que él y el Gobierno que representa, han propiciado".

Ante la "gravedad" de la situación, el sindicalista anuncia que la Federación de Enseñanza de CC OO "va a luchar sin descanso contra esta política educativa que no se hace por casualidad, sino de forma meditada para deteriorar la Enseñanza Pública y favorecer los intereses privados".

"Por ello llamamos a todos los afectados, padres, alumnos y profesores a participar en las movilizaciones que se van a llevar a cabo en los próximos días. Estamos seguros de que la movilización de todos conseguirá poner fin a este desastre que nos pretende situar en condiciones que habíamos superado hace más de 30 años", afirma Ramírez en un comunicado.