CCOO Cantabria lamenta que con la reforma laboral "nadie tendrá un trabajo estable"

Imagen de la jornada
EP/CCOO
Actualizado 30/07/2010 18:37:54 CET

El sindicato denuncia que la reforma acabará con la dualidad del mercado de trabajo porque "todos vamos a ser precarios"

SANTANDER, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras de Cantabria ha lamentado que con la reforma laboral aprobada en el Congreso "nadie va a tener un trabajo estable en este país".

Así lo aseguró en Santander el secretario confederal de Administración y Servicios del sindicato César López, en el transcurso de una jornada sindical para analizar las consecuencias de la reforma laboral en la que también participaron el secretario general de CCOO en Cantabria, Vicente Arce, y el director del Área de Estudios Jurídicos Sociolaborales de la Fundación 1º de Mayo, José Luis Álvarez, entre otros dirigentes.

Según advirtió López ante cerca de medio centenar de delegados y cuadros sindicales, este proyecto de ley, que apuesta por el modelo "fácil" y "barato" de despido, "va acabar" con la actual dualidad del mercado de trabajo porque, a partir de ahora, "todos vamos a ser precarios".

Para el dirigente de CC OO, el Gobierno "está jugando al calor de esta crisis con el miedo y la preocupación" de las personas para promover una reforma "durísima", que lo único que va a conseguir es "desbocar" el desempleo.

"Si comparamos el Estatuto de los Trabajadores con un edificio, se puede decir que esta reforma no afecta a la fachada, pero sí al interior, que lo modifica totalmente", afirmó.

Tras asegurar que "es mentira que estas medidas supongan un paréntesis mientras dura la crisis, porque los derechos laborales y sociales que se pierdan no se recuperarán jamás", López afirmó "que lo quiere la patronal con la connivencia del Gobierno es cargarse a los sindicatos de clase en las pequeñas y medianas empresas".

REPRESENTANTES "A LA CARTA"

"Los empresarios no sólo quieren representantes de los trabajadores a la carta, sino también acabar con la tutela judicial que hasta ahora garantiza la defensa de los intereses de la parte más débil del mercado de trabajo", aseveró.

Con todo, el secretario confederal de de Administración y Servicios de CC OO aventuró que las cosas "aún pueden empeorar", en alusión a la tramitación en el Senado de la reforma laboral o a la próxima negociación de los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

"Nadie nos puede asegurar que después de estas medidas no vendrán otras", afirmó López, como la congelación de las pensiones, el aumento de la edad de jubilación o la eliminación de las prestaciones por desempleo, por lo que animó a los representantes sindicales a "no parar en el empeño de hacer llegar a los ciudadanos que era y es posible otra salida a la crisis".

En su opinión, "la Ley de Economía Sostenible ha desaparecido del discurso político y en su lugar el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero ha abogado por colocar un modelo desrregulado del mercado de trabajo".

"Que no nos confundan, el culpable de esta ataque a los derechos de los trabajadores es el Gobierno, no Europa", subrayó.

Finalmente, y tras insistir en que "los sindicatos tenemos la razón", el responsable de CC OO lamentó que la huelga general del 29 de septiembre "no vaya ser el final, sino seguramente el comienzo de una fase larga de conflicto social en España".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies